Oración a San Pedro Poveda para proclamar con nuestro testimonio una vida cimentada en Dios / Por P. Carlos García Malo

*  «San Pedro Poveda, mártir  de un odio irracional contra la Iglesia de Cristo. Fundaste la institución teresiana donde volcaste todo aquello que el buen Dios depositó en tu corazón. San Pedro Poveda intercede por nosotros para que, a ejemplo tuyo, seamos valientes en estos tiempos y proclamemos la necesidad de una vida cimentada en Dios desde la infancia donde el ser humano pueda ir edificando su vida sobre roca firme y las verdades del Evangelio»

P. Carlos García Malo / Camino Católico.-  Hoy la Iglesia celebra a San Pedro Poveda Castroverde, humanista y pedagogo, tal como lo calificó la UNESCO en el centenario de su nacimiento, vivió las inquietudes de la gran crisis de valores y de formas de vida de principios del siglo XX. Fue un exponente de esa estrecha minoría cristiana preocupada por formular los principios básicos de una antropología, capaz de liberar al hombre de toda forma de enajenación y de rechazo a la trascendencia. El compromiso de Pedro Poveda con esta corriente de pensamiento constituye el fondo más profundo de sus Proyectos Pedagógicos.

Pedro Poveda, nació en Linares (Jaén) en 1874, fue ordenado sacerdote en Guadix a la edad de 23 años.  Dentro de esta misma ciudad comenzará su apostolado, centrado en la tarea de difundir el Evangelio a través del ámbito educativo a las zonas marginales, situadas en las cuevas que bordean la ciudad.

En plena juventud, marcha a Covadonga, donde se ejercitará en la oración, algo que compaginará con el análisis de la realidad que afecta a su tiempo. Ante los retos y dificultades planteados a comienzos del nuevo siglo, su apuesta por aunar esfuerzos es una constante, mostrando caminos para lograrlo.

En 1911 funda la Institución Teresiana, como fruto de su reflexión en bien de llevar el Evangelio de Cristo a todos los hombres. Por este motivo, impulsa diversos grupos de educadores cristianos que sean fermento en la sociedad. Impactado por la vida de Santa Teresa de Jesús, él quiere dar la impronta de la Santa Abulense en su fundación. Eso sí, viviendo como laicos entregados en una humanidad que necesita la Buena Semilla.

Muere mártir en 1936, dando testimonio con su martirio al declarar “Soy sacerdote de Cristo”. Beatificado en 1993 por Juan Pablo II, este mismo Papa le canonizó durante su última visita a España en el año 2004.

Pidamos a San Pedro Poveda que interceda por nosotros para que, a ejemplo suyo, seamos valientes en estos tiempos y proclamemos la necesidad de una vida cimentada en Dios desde la infancia donde el ser humano pueda ir edificando su vida sobre roca firme y las verdades del Evangelio:

San Pedro Poveda, mártir  de la guerra civil española.

Mártir de un odio irracional contra la Iglesia de Cristo.

Mártir del odio por el odio que contagia Satanás

causando muerte y destrucción por donde pasa.

En tu vida, ejemplo de amor por el ser humano,

apostaste por la mujer sabiendo el fuerte influjo que tenía en la sociedad

creando escuelas donde ellas dejaran en la infancia

no sólo los conocimientos académicos

sino el pilar consistente de una educación cristiana

donde ir edificando las vidas de los pequeños.

Fundaste la institución teresiana

donde volcaste todo aquello que el buen Dios depositó en tu corazón.

«De los santos admiradlo todo e intentad imitarles en lo que podáis», decías.

Los santos incomodan…  esto lo sabe el mundo.

Por eso no se te perdono la vida

y caíste mártir por ser testigo del único amor por el que vale la pena vivir: Cristo.

San Pedro Poveda intercede por nosotros para que, a ejemplo tuyo,

seamos valientes en estos tiempos

y proclamemos la necesidad de una vida cimentada en Dios desde la infancia

donde el ser humano pueda ir edificando su vida

sobre roca firme y las verdades del Evangelio.

Amén.

San Pedro Poveda, ruega por nosotros.

Carlos García Malo


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *