Uma Thurman será la monja que rescató a las niñas raptadas de Aboke en 1996

La hermana Rachele Fassera Salvó a 119 de las 149 alumnas secuestradas
1 de agosto de 2009.- La actriz Uma Thurman interpretará en una nueva pelicula a la hermana Rachele Fassera, la monja comboniana que rescató a la mayoría de sus alumnas secuestradas en 1996 en Uganda. La última de las 149 niñas, Catherine Ajok, fue rescatada hace cuatro meses, tras 13 largos años de cautiverio y abuso sexual y psicológico de sus raptores.

(Nicolás de Cárdenas /ReL) Madrugada del 9 octubre de 1996. La residencia de la escuela Saint Mary en el pequeño pueblo de Aboke (Uganda) se ve envuelta, en apenas unos minutos, en una espiral de violencia desgarrada. El llamado Ejército de Resistencia del Señor (LRA por sus siglas en inglés), arrampla con todo y secuestra a 149 niñas educadas por las hermanas combonianas. Poco pudo hacer en un primer momento la hermana Rachele Fassera. Pero no desesperó. Decidió seguir el rastro de los captores y sus alumnas, hasta que dió con ellos y logró que los milicianos soltaran a todas menos a una treintena, que quedaría a merced de los líderes del LRA (una milicia que lleva 20 años aterrorizando a los ugandeses) bien como esclavas sexuales, bien para convertirlas en niñas soldado.

El rescate de 119 de las 149 alumnas no fue suficiente para la hermana Rachele que, con determinación, decidió que debía dar a conocer el caso hasta lograr recuperarlas a todas. Algunas de las niñas fueron liberadas en operaciones militares, otras tuvieron el arrojo de escapar, aún a riesgo para sus vidas. Seguro que pensaron que era mejor jugárselo todo a una baza que seguir viviendo el infierno de sus captores.

La última de ellas, Catherine Ajok, volvió a casa hace tan solo cuatro meses. Tiene 26 años y un hijo. En sus trece años secuestrada, ejerció como una de las 30 mujeres de Joseph Kony, el líder del LRA. Con posterioridad fue «pasada» a un comandante. Esa fue su suerte dentro de la tragedia. Una operación del ejército ugandés en el Congo logró rescatarla.

«Hay que hacerlo»

Según recoje el diario Ottawa Citizen, cuando el director Will Raee presentó a la actriz Uma Thruman la historia para que la protagonizara, su respuesta no se hizo esperar: «Se emocionó mucho, me cogió por la muñeca y me dijo: ‘Will, esta película tiene que hacerse. Tienes todo mi apoyo y mis recursos. Quiero ayudarte a hacerlo’».

La película será rodada en Sudáfrica a lo largo de cinco meses con un presupuesto de unos 20 millones de dólares y su título previsto en ingles es «Girl soldier» (Niña soldado). Está basada en la obra de la escritora canadiense Kathy Cook titulada «Stolen Angels» (Ángeles robados).
 
Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *