El mismo Jesús nos ayuda a no precipitarnos en el juicio y la condena. Mirémonos a nosotros y nuestros pecados / Por P. Carlos García Malo


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen