Montserrat Rigall, periodista de RTVE: «Creo en Dios porque lo siento en las personas y las cosas que me rodean. Es como el aire que respiro, me acompaña allá donde voy»

Camino Católico.- La ampurdanesa Montserrat Rigall es madre de familia y una periodista vocacional. Actualmente es jefa de Comunicación de RTVE Cataluña, además de profesora en el Instituto de RTVE, la UIC y Radiofónicos. Asegura que le está agradecida a Dios porque se siente amada, porque “haga lo que haga” lo hace “con la certeza que me protege, tanto si acierto como si me equivoco”. Considera que todo lo que sale de dentro del corazón “tiene que ser bueno, no puede ser malo, porque Dios no castiga”, afirma en una entrevista realizada por Òscar Bardají Martín para la Hoja Dominical de la Archidiócesis de Barcelona.

– ¿Por qué crees en Dios?

– Porque lo siento en cada una de las personas y de las cosas que me rodean: el nacimiento de una criatura, la mirada de un amigo a quien aprecio, la complicidad dentro del matrimonio, la caricia de una mano extendida de la abuela que se despide… Creer en Dios para mí no es una opción: he crecido cerca de Él gracias a mis padres y a mis educadores. Es como el aire que respiro, me acompaña allá donde voy y creo en la bondad de su mensaje.

– ¿De qué le estás agradecida?

– De haberme regalado la vida, de haberme dado la oportunidad de amar y sentirme amada. Tengo una persona incondicional a mi lado que me entiende desde que la conocí a los 15 años y es el padre de mis dos hijos. Estoy agradecida de haber crecido con los abuelos, de tener los padres que tengo y la familia que he formado, agradecida de la oportunidad de educar a los hijos del mismo modo que lo hicieron mis padres, de haber interpuesto en mi camino de la vida personas trascendentes que me han ayudado a crecer.

– ¿El periodismo tendría que adoptar más a menudo los valores cristianos?

El periodismo como tal está ligado intrínsecamente a la voluntad de buscar la verdad, y hacerlo más allá de la política y la religión. Creo en un periodismo al servicio público del ciudadano. Si el periodista como individuo es un buen profesional, contrasta la información y focaliza el trabajo en el bien de los otros, evitando perjuicios, respetando la dignidad de las personas, ya transmite valores cristianos.


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen