Ana Belén Aguilar se encontró con Dios visitando una capilla en Murcia y ahora Jesucristo es el único hombre que puede satisfacer su corazón

Camino Católico.- Ana Belén Aguilar Utrilla nos hace partícipes de, según su propia expresión, «una historia de salvación». Dios, para ella, era el creador que después se olvida del hombre. Vivía lo que le ofrecía el mundo, porque simplemente no había más. 

Pero a través de unas visitas a una capilla en Murcia, se encontró con Dios. Ahora, Jesucristo es el único hombre que puede satisfacer su corazón. Escucha su testimonio en el programa de «Cambio de agujas» de esta semana de H. M. Televisión.

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *