Antonio Zorrilla no fue bautizado, vivía en pecado, se fue a Irak como soldado, cayó en depresión, pero vio un sacerdote por la calle y cambió

Camino Católico.-  Antonio Zorrilla es hijo de cubanos procedentes de España, pero vivió desde pequeño en Estados Unidos. Su madre era baptista y su padre era católico, pero ninguno de los dos estaba comprometido con su fe. Por eso, Antonio no fue bautizado ni tuvo una educación religiosa.

A los dieciocho años decide escapar del control de su madre y se alista en el ejército. Pasa las etapas de entrenamiento cayendo frecuentemente en el pecado. Es destinado a Irak, donde vive experiencias que no desearía a nadie. Por gracia de Dios se salva y puede volver a casa, pero tiene que hacer frente a una profunda depresión.

Después de todas las experiencias vividas en Irak, le resultó muy difícil volver a la normalidad. Una vez superada la depresión, decide hacer una aventura en España. En una noche en la que había bebido algo de más, ve a un sacerdote por la calle. No te pierdas la historia de este encuentro, que le hizo “dar la vuelta”. Explica su testimonio en el programa “Cambio de Agujas” de H.M. Televisión, que puede verse en el vídeo que ofrecemos.

Fuente:Eukmamie
Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *