Archivo

Categoría: Otras acciones contra la vida

Jim Wahlberg, hermano de Mark Wahlberg, se convirtió en prisión tras la visita de la Madre Teresa que «dijo que Dios me amaba y que Jesús había muerto en la cruz por mí»

* «Madre teresa también dijo que yo no era los crímenes que había cometido, ni un número de la cárcel, sino un hijo amado deLeer Más

Dale Recinella era abogado en Wall Street, enfermó, pide a Dios qué hacer, lo deja todo y atiende a condenados a muerte hablándoles de Cristo:  «En la cárcel encontramos a Jesús»

* «Si el condenado pide que sea yo su asistente espiritual, me permiten quedarme con él al menos doce horas a la semana. Si hayLeer Más

Anthony Enitame: «Llegué en patera, bebí mi orina para sobrevivir y Dios me llamó a ser sacerdote»

Camino Católico.-  Anthony Enitame Acuase es natural de Nigeria y le falta poco para  cumplir 30 años, llegó en patera a España y actualmente está estudiandoLeer Más

Ana, 26 años, sufrió bullying, anorexia, depresión e intentos de suicidio, fue a Medjugorje y la Virgen la cambió: «Soy monja contemplativa. Necesito estar con Cristo»

  * «Todas las noches recuerdo llorar y le preguntaba a Dios ‘¿por qué me has hecho tan fea, tan horrible?’. Yo no quería vivir,Leer Más

El P. Stephen McGraw atendió a las víctimas del Pentágono del atentado del 11-S de 2001: «Les decía ‘Jesús está contigo’, mientras trataba de consolarlos. Él estaba con ellos»

* «Allí estaba yo, con mi estola morada y mi libro de oraciones para los heridos y moribundos y los santos óleos… Convicción fundamental fue,Leer Más

Las dos hijas de Sylvie y Erick Pétard murieron en los atentados de Bataclan: «No conocimos realmente a Dios hasta su muerte»

* «Sentí cada vez más el deseo y la necesidad de rezar. Un año después del 13 de noviembre, Erick me dijo: ‘Sería mejor queLeer Más

Gyöngyi Dani, esgrimista con 8 medallas paralímpicas, intentó suicidarse a los 16 años, quedó en silla de ruedas: «Sentí que Dios me decía ‘levántate, Gyöngyi, ¡y vive!»

* «No creo en un Dios enfadado. ¿Por qué me castigaría? No creo eso. Nos castigamos nosotros. Como Judas tuvo que afrontar que había vendido aLeer Más

El padre Gaétan Kabasha, antes de ser sacerdote, sobrevivió a un genocidio, dos guerras, deportaciones y detenciones: «Viví como un prófugo y vi la mano de Dios»

* «Mi vocación era el elemento que mantenía viva mi esperanza. Refugiado o no, tenía que ser sacerdote. Habiendo agotado mis recursos humanos, me abandoné enLeer Más

Catherine, atea, sin trabajo y dos hijos, abandonada por su esposo y tentada por el suicidio, clamó: «Dios, si existes, haz algo ¡ahora! Todo cambia cuando conoces a Cristo»

* «Había una vela y una rosa, ¡lo recordaré toda mi vida! Me sentí como impulsada a arrodillarme, ¡yo, que era muy tímida! La imagen meLeer Más

Charles Mbikoyo fue secuestrado, con 13 años, con 39 niños, para convertirlos en niños soldado y es sacerdote: «Rezaba mucho. Dios existe y la prueba es que escapamos todos»

*  «Íbamos a la iglesia con mis padres y cuando veía al sacerdote celebrando Misa, solo quería ser como él. Le imitaba dando galletas aLeer Más