Chloe Cress, 14 años, curada de un cáncer terminal ha vuelto a su casa en Navidad: «Gracias a Dios que puede hacer milagros. Muchas personas han rezado por la sanación»

Camino Católico.- Chloe Cress es una adolescente de 14 años que vive en Tenessee (Estados Unidos) cuya máxima ilusión era convertirse en actriz y estrella de la televisión. Lo segundo ya lo ha conseguido, porque su sorprendente curación de un cáncer ha hecho que los medios de comunicación en Estados Unidos estén pendientes de ella. Y es que lo que le ha ocurrido es un “milagro” de Navidad.

La pequeña se encontraba ingresada en el hospital St. Jude de Memphis desde junio de 2018. Según los informes médicos, presentaba un cáncer en etapa 4 (equivalente a terminal). Concretamente se trataba de un rabdomiosarcoma alveolar, que afecta a todos los músculos del cuerpo.

Chloe Cress junto su padre Shawn Cress

El 5 de junio de 2018, según cuenta su padre, Shawn Cress, a WSTW  la niña tuvo dolor de espalda, cojeaba y tenía fiebre. Fueron al hospital, donde, se le practicó una tomografía axial computerizada (tac) en la que se encontró un tumor de grandes dimensiones cerca del corazón de la niña, con ramificación hacia el esófago y varias vértebras de la columna, lo que le provocaba dolor en la espalda. Chloe fue trasladada en avión del Hospital de Niños Niswonger al Hospital de Investigación Infantil St. Jude en Memphis, donde descubrió que le habían diagnosticado rabdomiosarcoma alveolar, una forma rara y agresiva de cáncer.

Nada más ser diagnosticada, la familia se trasladó a St. Jude. para que Chloe recibiera terapia de radiación y múltiples rondas de quimioterapia. La radiación causó algunas complicaciones en su esófago, por lo que tuvo que ser intervenida hasta en ocho ocasiones.

Chloe ha pasado su primera Navidad en casa desde que le diagnosticaron cáncer porque se ha recibido la gran noticia de que Chloe ya está libre de cáncer.

“Gracias a Dios, mi hija ha vencido al cáncer. Es una locura. Ha pasado tanto tiempo y pierdes la esperanza en el camino, pero finalmente ha terminado. Es surrealista. Simplemente no puedes describir lo feliz que eres. Simplemente sigues con el tratamiento y te preguntas cuándo llegaremos al final“, explica el emocionado padre.

Shawn afirma que lo que Chloe quiere hacer es pasar tiempo con sus perros y su familia. Ha transcurrido mucho tiempo en el hospital y quiere jugar con sus perros, uno de los cuales era solo un cachorro cuando tuvo que ir a Memphis para recibir tratamiento.

A pesar de todo lo que han sufrido, Shawn agradece que la comunidad haya sido tan solidaria. Chloe ha recibido tarjetas de todo Estados Unidos, y varias personas han hecho donaciones a la familia. Las iglesias se han interesado y Shawn dice que “muchas personas han rezado para que Chloe se sanara del cáncer”.

“Es una locura cuánto amor y apoyo puedes recibir”, cuenta el padre muy emocionado. El camino ha sido difícil, pero tiene algunos consejos que espera que ayuden a otros que están pasando por una situación similar: “Siempre hay que tener esperanza porque cuando parece que todo está peor, Dios puede hacer que ocurran milagros”.

Ahora Chloe deberá hacer reposo en cama hasta el próximo mes de julio, de modo que no podrá asistir a la escuela todavía. Sin embargo, tanto ella como su padre entienden que esta situación forma parte del proceso que la niña necesita para que su cuerpo se recupere totalmente.


Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *