¿Cuál es el origen de la Biblia? / Responde Fr. Alessandro Cavicchia, ofm, Doctor en Teología Bíblica

Camino Católico.-  Dios se ha comunicado con su pueblo a lo largo de la historia y sus palabras han sido escritas en lo que llamamos Sagrada Biblia. Pero, ¿cuál es su origen? Responde Fr. Alessandro Cavicchia, ofm, Doctor en Teología Bíblica, en el video del Christian Media Center.

Fr. Alessandro Cavicchia, ofm, Doctor en Teología Bíblica, afirma que “es muy difícil dar una respuesta clara y definitiva sobre el origen y el periodo de composición y conclusión de la Escritura. Sobre su conclusión más o menos está claro que entorno al 50 aC se escribió el último libro de la Biblia, el libro de la Sabiduría. Pero determinar bien las fuentes y el periodo es muy difícil.”

La Biblia ha sido objeto de muchas transformaciones a lo largo del tiempo y Fr. Alessandro  explica que “sabemos que los materiales antiguos sobre los cuales se escribía eran la piedra, el barro, el pergamino, el papiro e incluso el metal. Son fundamentalmente estos los materiales utilizados para la escritura en la antigüedad.”

Descubrimientos arqueológicos prueban la veracidad de la Biblia: “En 1947 tuvieron lugar los primeros descubrimientos de estos rollos en las grutas de Qumran, cerca del Mar Muerto. Los manuscritos del Mar Muertos nos llevan a casi mil años atrás respecto al texto bíblico. Se descubrieron unos 900 rollos de los cuales un tercio son textos bíblicos y dos tercios textos extra bíblicos, o rollos que no forman parte del texto de la Biblia. Por otra parte la importancia se da al hecho de que tenemos un testimonio directo de un periodo que hasta ahora era desconocido,” subraya Fr. Alessandro Cavicchia.

La palabra Biblia viene del griego. Significa “libros”. Esta colección de textos sagrados fue escrita inicialmente en hebreo. La traducción al latín, llamada Vulgata, fue llevaba a cabo por San Jerónimo en el siglo IV. Fr. Alessandro enfatiza que “San Jerónimo es importante porque llamó la atención de los cristianos sobre la importancia del texto hebreo, dado que la lengua hablada en aquel momento era el griego a causa del fenómeno de helenización ya difundida en Oriente Medio. Y él destacó la importante del texto hebreo: Propuso una nueva traducción de la Biblia Latina que unía la tradición hebrea con la griega. Esta es la importancia de San Jerónimo para la Biblia.”

Gracias a la contribución de San Jerónimo, tenemos un gran número de traducciones de la palabra de Dios, que cuantifica Fr. Alessandro Cavicchia: “Por lo que he podido ver, en el mundo existen unas siete mil lenguas y la Biblia ha sido traducida más o menos a la mitad de ellas: Tres mil, algo más de tres mil.”

Una riqueza histórica, arqueológica y divina… Esto es la Sagrada Biblia.