David DeJiacomo, de 63 años, fue homosexual activo, de misa pero sin confesarse 27 años, y dice hoy a los jóvenes: «Si uno quiere cambiar, es posible»

David DeJiacomo, de 63 años, fue homosexual activo, de misa pero sin confesarse 27 años, y dice hoy a los jóvenes: «Si uno quiere cambiar, es posible»

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *