El actor Gary Sinise se convirtió a Cristo en la nochebuena de 2010, dando una sorpresa a su familia, pero empezó a profundizar en la fe cuando sucedieron los atentados del 11-S en 2001

Quien interpretara al Teniente Dan en “Forrest Gump” se sinceró en el congreso de los Caballeros de Colón de Orlando

“La Iglesia ha sido una roca para mí y para mi familia en los momentos difíciles y de mucha oscuridad”

21 de agosto de 2014.- (Aleteia / Camino Católico) Su sonrisa cómplice y su porte se reconocen al instante en la pantalla. Estas cualidades no pasaron desapercibidas a unos dos mil Caballeros de Colón, a sus familias, y a los líderes religiosos que disfrutaron de este encuentro sorpresa con el actor Gary Sinise durante el congreso que la fraternidad organizó del 5 al 7 de agosto en Orlando. Sinise habló durante la comida del 5 de agosto de su amor por los veteranos heridos y de una nueva colaboración entre los Caballeros y su propia fundación caritativa.

Nacido en Chicago, estrella del escenario, cine y televisión, es mundialmente conocido por su personaje en la película de 1994 Forrest Gump, Teniente Dan. Sinise contó como llegó a la fe católica y habló sobre cómo su familia decidió unirse a la Iglesia.

A principios de este año, los Caballeros de Colón patrocinaron la Gary Sinise Foundation para construir un “Smart home” con altas tecnologías para discapacitados en Marietta, Ohio. La casa estaba destinada a un veterano Kyle Hockenberry y su mujer, Ashley. El ex soldado de infantería de los Estados Unidos servía en Afganistán y estaba patrullando cuando perdió las dos piernas y el brazo izquierdo en una explosión en junio de 2011.

“Cuando pienso en la vida y en los sufrimientos de Cristo, cuando pienso en las historias de extrema dureza y grandes cargas que nuestros militares, hombres y mujeres, y sus familias soportan voluntariamente, no puedo dejar de pensar en este versículo: “Nadie tiene más amor que el que da la vida por sus amigos”,afirmó Sinise a la multitud congregada.

La colaboración entre los Caballeros y la fundación del actor para la casa inteligente se repetirá probablemente, porque Sinise se siente muy atraído por los lazos y el compromiso de los Caballeros con los discapacitados, según Peter Sonski, encargado de educación y divulgación de los Caballeros.

Hoy, en parte gracias a su generosidad, Sinise explicó, “Kyle y Ashley están viviendo en su nueva casa inteligente, apoyados por su familia y su comunidad, que los cuida”.

Sinise habló de cómo fue profundizando en su propia espiritualidad y fe tras los sucesos del 11 de septiembre de 2001, cuando fue invitado como apoyo a los hombres y mujeres que fueron a Irak.

Destacó el ejemplo del padre franciscano Mychal Judge, capellán del Departamento de bomberos de Nueva York, que murió ayudando a las víctimas de los atentados terroristas.

“Su plegaria sencilla, ‘Señor, llévame cuando tú decidas que tengo que irme. Permite que encuentre a quien Tú quieras. Dime lo que quieras que diga y mantenme en tu camino’… es muy especial para mi mujer y para mí”,dijo Sinise.

“En su última homilía, realizada el 10 de septiembre, un día antes de su muerte, el padre Mychal dijo… cada uno de nosotros no sabe a lo que Dios nos llama. Pero Él te necesita. Me necesita. Nos necesita a todos nosotros”,añadió el actor.

“El padre Mychal dio su vida por los demás al día siguiente. He conocido a muchas personas abnegadas y valientes que me inspiran todos los días a llevar a cabo mi misión”,añadió.

A finales de los 90, Sinise contaba que su mujer, Moira, estaba en una representación de una obra irlandesa cuando ella volvió a conectar con el lado católico de su familia irlandesa. Moira no creció en un hogar religioso pero su madre era católica de nacimiento y su padre metodista.

Sinise contó que su familia estaba trabajando en Carolina del Norte cuando se acercó un huracán. “En el momento en que estábamos en la carretera conduciendo un coche alquilado y tratando de escapar de la tormenta, con rayos y truenos, un viento fortísimo y lluvia, Moira, de repente, se gira hacia mí y me dice, ‘Cuando volvamos a casa me convertiré al catolicismo y los niños irán a una escuela católica’”, contó.

Tras dos años de catequesis, el Domingo de Pascua de 2000, la mujer de Sinise se confirmó en la Iglesia católica “y los niños y yo estábamos a su lado. Nos sentíamos muy orgullosos de ella”.

En 2010, en Nochebuena, Sinise dijo a su mujer y a sus hijos que iban a ir a una cena especial. Sin saberlo los suyos, había ido a catequesis privadas para ser confirmado. Así que antes de ir a cenar, la familia se detuvo para ver a un sacerdote “y en una íntima y tranquila ceremonia en Nochebuena, rodeado de mi familia y de mis seres queridos… entré oficialmente en la Iglesia católica –recordó-. Fue una noche muy especial en nuestras vidas”.

“La Iglesia ha sido una roca para mí y para mi familia en los momentos difíciles y de mucha oscuridad”,contó Sinise a los Caballeros.

También dijo que nunca se habría esperado hablar en un Congreso de los Caballeros de Colón “pero Dios tiene su propia forma de unirnos a los demás”.

Los Caballeros “cuyo gran y generoso trabajo caritativo y misión” y el trabajo de su fundación, el programa RISE (Restoring Independence and Supporting Empowerment) parecen hechos el uno para el otro, unidos en sus esfuerzos “para marcar una diferencia en las vidas de nuestros veteranos”, dijo.

Sinise también ofrece conciertos con su banda Teniente Dan, entreteniendo a las tropas en casa y en el extranjero. Viaja regularmente a zonas de guerra para encontrarse con miembros del servicio y también visita hospitales militares de EEUU en Alemania, San Antonio, San Diego y Bethesda, Maryland.