El Papa comerá este sábado con algunos refugiados en un contenedor en el campo de Mòria en Lesbos

El viaje tiene un marcado carácter ecuménico y por eso el Santo Padre estará acompañado por el patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I y el arzobispo de Atenas y de toda Grecia, Jerónimo II, que firmarán una declaración conjunta

15 de abril de 2016.- (13 TV  / Camino católico)  El Papa Francisco, al que acompañará en su visita el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, se encontrará este sábado 16 de abril con los refugiados y con los ciudadanos de la isla de Lesbos. El viaje tiene un marcado carácter ecuménico y por eso acompañarán al Santo Padre el patriarca Bartolomé I, el arzobispo de Atenas, Ieronymos, y monseñor Fragkiskos Papamanolis, presidente de la Conferencia Episcopal griega, quienes lanzarán conjuntamente unas coronas de flores al mar en recuerdo de los refugiados que han perecido intentando llegar a Europa. Unos 8 refugiados comerán con el Santo Padre en un contenedor del campo de refugiados de Mòria. El huso horario de Grecia es una hora más tarde que el de Italia y Europa Central y tres horas más tarde que en el meridiano de Greenwich. El viaje en avión dura dos horas y el programa dek viaje es el siguiente:

7.00 – El avión del Papa sale del aeropuerto de Roma-Fiumicino

10.20 – El Boeing de Alitalia llegará a Mytilene.  (9.20 en Roma)
Ceremonia de bienvenida del primer ministro Alexis Tsipras.
Bienvenida del patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I,
del arzobispo de Atenas y de toda Grecia, Jerónimo II y del presidente de la Conferencia Episcopal Griega, Fragkiskos Papamanolis, OFM.

11.00 – Traslado en autobús con Bartolomé I y Jerónimo II al campo de refugiados de Mòria.  (10.00 en Roma)

11.15 – Llegada al campo de refugiados que hospeda unas 2500 personas, donde en la entrada
le recibrán 150 menores. (10.15 en Roma).
Los tres cruzarán el patio y en la gran tienda de campaña saludarán a los 250 solicitantes de asilo.

12.25 – Discursos del arzobispo Jerónimo II, del patriarca Bartolomé I
y del Papa Francisco.  (11.25 en Roma)

12.40 – Los tres líderes religiosos firmarán una declaración conjunta. (11.40 en Roma)

12.45 – Los tres líderes religiosos comerán con algunos refugiados, unos ocho. (11.45 en Roma)
en la estructura que se encuentran detrás del podio.

13.30 – Traslado en autobús al puerto (8 Km) – (12.30 en Roma)

13.45 – Llegada al puesto de la Guardia Costera. Encuentro con la comunidad católica. (12.45 en Roma).
– Ceremonia en memoria de las víctimas de las migraciones y palabras del Santo Padre.
– Cada uno de los líderes religiosos reza una breve oración por las víctimas de las migraciones.
– Un minuto de silencio durante los cuales los tres líderes reciben de tres niños las coronas de laurel
que serán lanzadas al mar.

14:15 – Traslado en autobús al aeropuerto a 3 Km., de distancia. (13.15 en Roma)

14:30 – Llegada al aeropuerto. Tres breves encuentros privados: (13.30 en Roma)
– con el arzobispo de Atenas y de toda Grecia; con el patriarca ecuménico y con
el primer ministro de Grecia.

15.00 – Ceremonia de despedida en el aeropuerto de Mytilene. (14.00 en Roma)
15.15 – Despegue del avión hacia Roma, aeropuerto de Ciampino. (14.15 en Roma)
16.30 – hora local, llegada del avión al aeropuerto romano.

El Santo Padre, que en todas las ocasiones que puede hace llamamientos para que se dé acogida a los inmigrantes, quiere con su visita dar una mayor visibilidad a este drama. Cabe recordar que el primer viaje de Francisco al inicio de su pontificado tuvo como destino la isla italiana de Lampedusa (sur), en medio de la ruta migratoria entre Libia e Italia y escenario de numerosos naufragios.

Según las cifras oficiales en Lesbos hay más de 4.100 refugiados en el centro de detención de Moría y el campamento de Kara Tepe, de los cuales más de 1.000 son niños, muchos de ellos solos, y cuyas condiciones han sido denunciadas por organizaciones humanitarias. Precisamente el gobierno griego ante la visita del Papa ha adoptado severas medidas de seguridad, pero también ha limpiado y mejorado el campo de refugiados de Mòria trasladando a decenas de residentes a otros lugares para que el Papa no vea una situación tan dramática como la que se vive habitualmente.  

Solo en lo que va de año 375 personas han fallecido en su intento de cruzar el Egeo, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), una cifra muy superior a la del mismo periodo de 2015, cuando fallecieron 31.

Comentarios 0