El Papa Francisco en twitter: «¡Cuánto me gustaría ver a todos con un trabajo decente! Es algo esencial a la dignidad humana»

El Pontífice ha dicho, por diversos medios y formas, que ganarse el pan con las propias manos es un derecho:

«Y no hay peor pobreza material, quiero subrayarlo, de la que no deja ganarse el pan y priva de la dignidad de trabajo. Y esto …ya no afecta sólo al sur del mundo, sino a todo el planeta »

24 de juniol de 2014.- (Ary Waldir Ramos Díaz / Aleteia / Camino Católico) El Pontífice usa todo los medios disponibles para decir que el valor primario del trabajo es el bien de la persona. Una vez más lo reitera, ahora en menos de 130 caracteres a través de Twitter, en el contexto de una crisis del desempleo generalizada y que golpea sobre todo a los jóvenes. 

Sistema económico servil al dinero 

El Papa Francisco no se cansa de pedir “justicia” y “solidaridad” para cambiar la situación de las familias y las personas que son marginadas por el sistema económico.  «Ante el desarrollo actual de la economía es necesario reafirmar que el trabajo es realmente esencial para la sociedad, para las familias y para los individuos» dijo el Papa el 20 marzo ante los fieles de la diócesis de Terni-Narni-Amelia, Italia, la mayoría trabajadores de una Acería. 

El Papa Francisco sobre la crisis económica y social ha denunciado que es un fenómeno que priva a las personas de la dignidad de ganarse el pan con sus propias manos. “El fenómeno del desempleo, de la falta y la pérdida del trabajo, se extiende como una mancha de aceite en vastas zonas de occidente y dilata las fronteras de la pobreza. Y no hay peor pobreza material, quiero subrayarlo, de la que no deja ganarse el pan y priva de la dignidad de trabajo. Y esto …ya no afecta sólo al sur del mundo, sino a todo el planeta”. 

En este sentido, confirmó que es necesario “replantearse la solidaridad”, no como una simple asistencia para los más pobres, sino como un replanteamiento global de todo el sistema, como búsqueda de caminos para reformarlo y corregirlo siendo coherentes con los derechos fundamentales de todos los seres humanos. A esta palabra “solidaridad, que no está bien vista por el mundo económico – como si fuera una mala palabra -, hay que devolverle la ciudadanía social que se merece” aseguró el  25 de mayo en un discurso dirigido a los miembros de la Fundación Centesimus Annus Pro Pontifice.

Crisis ética y antropológica

En esa ocasión, el Santo Padre confirmó que la crisis no es sólo económica o financiera, sino que hunde sus raíces en una crisis ética y antropológica.

“Seguir a los ídolos del poder, del beneficio, del dinero, por encima del valor de la persona, se ha convertido en una norma fundamental de funcionamiento y en criterio decisivo de organización. Nos hemos olvidado y nos olvidamos todavía que, por encima de los negocios, de la lógica y de los parámetros de mercado, está el ser humano y que hay algo que se le debe en cuanto persona, en virtud de su dignidad profunda: darle la posibilidad de vivir dignamente y de participar en el bien común.”

El desempleo un problema para Europa y América Latina

Los desocupados en Europa equivalen al 12%, según el BCE, banco central europeo. Por su parte,  108 millones de jóvenes en América Latina enfrentan problemas crónicos  para iniciar su vida laboral, confirma la OIT (Organización Internacional del Trabajo).  

Al respecto, el Papa se pregunta ¿Que se puede decir sobre la crisis económica que crea desempleo? «Que es la consecuencia de un sistema económico que ya no es capaz de crear puestos de trabajo, porque ha puesto en el centro a un ídolo, que se llama dinero. Por lo tanto, – continuó el Papa – los diferentes representantes políticos, sociales y económicos están llamados a promover un enfoque diferente, basado en la justicia y la solidaridad, para garantizar a todos la posibilidad de desarrollar una actividad laboral con dignidad».

Francisco aseguró que “el trabajo […] debe estar al alcance de todos. Esta fase de graves dificultades y de desempleo debe ser afrontada con las herramientas de la “creatividad” y la “solidaridad”» afirmó el Papa ante un grupo de obreros de una Acería del sur de Italia.

La creatividad de los empresarios y empleados para salir de la crisis

Parte de la propuesta del Papa para salir de la crisis del desempleo es la creatividad. «La creatividad de empresarios y artesanos valerosos, que miren hacia el futuro con confianza y esperanza. Y la solidaridad entre todos los miembros de la sociedad, que renunciando un poco cada uno, y adoptando un estilo de vida más sobrio, puedan ayudar a los que están en condiciones de necesidad» aseguró.

La explotación laboral de los niños

Asimismo,  el Papa Francisco al final de la audiencia del miércoles 12 de junio, denunció el mal que se hace a los niños obligados a trabajar. La Organización Internacional del Trabajo (OIL) con sede en Ginebra confirma que casi 168 millones de niños son  obligados a trabajar en todo el mundo.

Así dirigió un apelo a los adultos: “Espero sinceramente que la comunidad internacional pueda ampliar la protección social de los menores para erradicar este flagelo de los niños. Renovemos todos nuestro empeño, en particular las familias, para garantizar a cada niño y niña la salvaguardia de su dignidad y la posibilidad de un crecimiento sano. Una infancia serena permite a los niños mirar con confianza a la vida y el futuro”.

El número de niños trabajadores ha bajado de 215 millones a 168 millones entre el año 2008 y el 2012. Sin embargo, esto equivale a un ejército de pequeños explotados. 

 

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *