El Papa Francisco queda impresionado de la fe de la madre de James Foley, periodista decapitado, tras hablar con ella por teléfono

John Foley, el padre, ha dicho a los periodistas: «Sabemos que Jimmy es libre, libre al fin. Y sabemos que está en las manos de Dios. Sabemos cómo Dios trabaja, sabemos qué ahora está en el Cielo» 

24 de agosto de 2014.- (Radio Vaticano Camino Católico)  El Papa Francisco mantuvo una larga conversación telefónica con la madre de James Foley, el periodista estadounidense decapitado por los yihadistas del Estado Islámico (EI), y «quedó fuertemente impresionado por la gran fe de la mujer». Así lo explicó el subdirector de la Oficina de Prensa del Vaticano, Ciro Benedettini, en unas declaraciones a Radio Vaticana, en las que explicó que la conversación telefónica, «muy larga», se produjo el jueves 21 de agosto poco después de las 20 horas, cuando el Santo Padre terminó de cenar.

Francisco pudo hablar, en inglés, tanto con la madre y el padre del periodista asesinado, así como con un familiar que hablaba español, que en algunos momentos hizo de intérprete, y a ellos les expresó «su cercanía ante el dolor que están sufriendo».

El jesuita cercano a la familia James Martin explicó ayer tras la conversación telefónica que los padres de Foley están «conmovidos» y «agradecidos» por el interés demostrado por el pontífice argentino, informó Radio Vaticano. El mismo Martin explica que «creo que es un inmenso consuelo para ellos el hecho de que el mismo Papa ha llamado a la familia para expresar sus condolencias y su proximidad».

Según Catholic News Service, el presidente Obama llamó a los padres de Foley, John y Diana Foley, antes de dirigirse a la nación para hablar de la muerte de su hijo y les dijo: “Tenemos el corazón destrozado”. Cuando el presidente estaba haciendo su discurso público sobre la muerte de James Foley, sus padres hablaban con la prensa en la puerta de su casa.

“Le damos gracias a Dios por el regalo que ha sido Jim. Estamos muy, muy orgullosos de él”, dijo Diana Foley.  Y añadió que era “un periodista valiente, que no tenía miedo, el mejor de América”.

 Que la relación con Dios es la fuerza que sostiene a los padres de James Foley en este terrible momento se puso de manifiesto ayer cuando John y Diane hablaron con los periodistas que se reunieron en frente de la casa. Ni una palabra de odio. No hay petición de venganza, sólo oraciones:

«Sabemos– dijo el padre entre lágrimas – que Jimmy es libre, libre al fin. Y sabemos que está en las manos de Dios. Sabemos cómo Dios trabaja, sabemos qué ahora está en el Cielo «.

Por su parte, la madre puso el énfasis en el poder que la oración dio a su hijo: «Eran realmente tantas personas que han orado por Jim y creo que fue lo que le dio este increíble coraje. Jim confió en la oración. Fue fuerte, valiente, cariñoso hasta el final. Nunca habría querido que hubiera prevalecido en el odio o amargura, y él quería seguir orando para que los otros rehenes estadounidenses se salvarán.«

Foley se graduó en 1996 en Marquette, una universidad jesuita. Él mismo contaba que durante su primer secuestro en 2011 por los partidarios de Gadafi en medio de la guerra civil libia, llegó a apreciar mucho el rezo del rosario.

Diane Foley, madre de James Foley periodista de EEUU decapitado por el Isis: «Pido para que mi hijo no haya muerto en vano»

Padres de James Foley, periodista decapitado: «Jimmy está en las manos de Dios. Sabemos cómo Dios trabaja, sabemos que ahora está en el Cielo”

La fe de James Foley, el periodista americano decapitado por islamistas: Tras su cautiverio en Libia en 2011, el joven relató cómo le ayudó rezar el rosario