El Papa sale de la Nunciatura en México para rezar con miles de fieles «por los que no queremos y los que nos han hecho daño»

“Les agradezco que estén aquí y les pido que recemos juntos, por aquellas personas que están enojadas, que tienen celos, envidia, para los que queremos, los que nos quieren”

13 de febrero  de 2016.-  (ACI  /Camino Católico)  «Les agradezco que estén aquí y les pido que recemos juntos, por aquellas personas que están enojadas, que tienen celos, envidia, para los que queremos, los que nos quieren, pero también para los que no queremos, los que no nos quieren y los que nos han hecho mal, a las que nos han hecho daño», dijo Francisco a los miles de fieles que lo esperaron a las puertas de la Nunciatura de México, en lo que fueron sus primeras palabras en el país.

Francisco llegó a la Nunciatura Apostólica de Ciudad de México a las 20:54 hora local, después de un recorrido de 19 kilómetros en papamóvil. El Pontífice rompió el protocolo y salió a las 21:45 hora local a dar un mensaje a las personas que habían esperado su llegada a la Nunciatura Apostólica.

El Santo Padre estuvo con miles de personas durante unos diez minutos, rezó con ellas y las bendijo, para luego dirigirles algunas palabras.

El Papa exhortó además a rezarle a la Madre de Dios por todos“los que nos han hecho mal” ya que el“Señor nos va a dar la fuerza” para hacerlo.

El Pontífice les dio la bendición y les recordó“que mañana es sábado, es un día medio libre y pasado mañana es domingo y es un día libre y tenemos muchas actividades. Tenemos que estar todos descansados”.

“Mañana nos volvemos a encontrar, pero no se olviden, mientras van a casa y antes de dormir, recuerden esos rostros: las personas que quieren, las que no nos quieren, y a las que  nos han hecho daño, para que la Virgen los bendiga. Adiós, buen descanso, que Dios los bendiga”, concluyó.

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *