Encarna, con 85 años, está viviendo la mejor juventud: «La felicidad más grande cuando ya eres mayor es que sabes que Dios está contigo»

Disfruta con Juan, un nieto con síndrome de Down: «Es lo más tierno que hay en la vida. Viene con su manecita, empieza a darme en la espalda, y ¡una alegría que me da!»

30 de mayo de 2014.- (Tsunamis de vida / Camino Católico) Encarna no se anda con chiquitas al opinar sobre quienes dicen que la juventud es la época en la que más se disfruta de la vida: «Es una tontería. Puede disfrutar uno de joven, y de mayor». Así lo muestra en La mejor juventud, el cuarto vídeo de Tsunamis de vida, la iniciativa de un grupo de universitarios que quieren ayudar a reflexionar sobre el valor de la vida, incluso en situaciones difíciles.

Esta granadina a la que, en su juventud, llamaban la señora de la risa, tiene 85 años, y vive en Madrid con su hija, su yerno, y siete de sus 13 nietos. Tiene otros cuatro hijos, tres casados, y una monja. Antes, pasaba algunas temporadas con su hija para echarle una mano. Ahora, es ella la que, por las limitaciones de la edad, necesita vivir acompañada.

Eso le permite disfrutar más de la familia, sobre todo de Juan, un nieto con síndrome de Down. «Es lo más tierno que hay en la vida. Viene con su manecita, empieza a darme en la espalda, y ¡una alegría que me da!»

Por todo esto, Encarna es feliz.«Vivo lo que me toca vivir, pero satisfecha y feliz. La felicidad más grande cuando ya eres mayor es que sabes que Dios está contigo. Incluso en los momentos más difíciles: es cuando he sentido al Señor más cerca».

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *