Estudian milagro de la beata Madre Mª Inés en Diego Matías, de 9 años, que tenía un tumor cerebral mortal: «Confíen en Dios que es capaz de hacer maravillas como las hizo en mí»

*  Diego Matías Garro: «Quería darles la gracias por sus oraciones, por la intercesión de Madre María Inés, porque gracias a ella y a Dios puedo saber que en mi cabecita no está ese tumor. Quiero decirles que Dios hizo ese milagro, que ese tumor no podía operarse en ninguna parte del mundo, pero desapareció por obra del Espíritu Santo. Dios se presenta en nuestra vida como sea»

Vídeo  de la intervención integra de la postuladora y con un vídeo-mensaje de Diego Matías Garro curado sin explicación médica en el que da gracias a Dios y a la beata por su intercesión

* Silvia Burnes Sánchez MC, postuladora de la causa: «Han pasado más de dos años y Matías está hoy en buena condición física y mental, no hay explicación científica para los médicos, por lo que nos hace pensar que se trata de un verdadero milagro por la intercesión de la beata María Inés. Los padres de Matías y él mismo se han convertido en grandes devotos de la Madre Inés junto con la Virgen del Perpetuo Socorro que aman tanto. Si es aprobado por el Santo Padre, la pueden declarar santa»

 

Camino Católico.- En el contexto de los 70 años de fundación de la congregación de las Misioneras Clarisas del Santísimo Sacramento, -22 de junio pasado- se dio a conocer la noticia de un posible milagro que habría ocurrido en Costa Rica por intercesión de la beata Madre María Inés Teresa Arias, fundadora de la congregación y que está estudiándose.

Dicho milagro, de comprobarse, la podría llevar a la santidad. La Madre María Inés fue beatificada el 21 de abril de 2012 en México, luego de que la Congregación de la Causa de los Santos diera por válido un primer milagro por su intercesión.

La postuladora de la causa, la hermana Silvia Burnes Sánchez MC, narró el posible milagro. Habría ocurrido al niño costarricense Diego Matías Garro, nacido el 24 de diciembre del 2009 y diagnosticado de Glioma de tallo cerebral difuso, es decir, un tumor cerebral maligno, cuyo diagnóstico es de enfermedad maligna no curable. En el vídeo superior puede verse la intervención integra de la postuladora y un vídeo-mensaje del niño curado sin explicación médica en el que da gracias a Dios y a la beata por su intercesión.

Diego Matías Garro agradece las oraciones y el milagro por intercesión de la beata María Inés:

“Quería darles la gracias por sus oraciones, por la intercesión de Madre María Inés, porque gracias a ella y a Dios puedo saber que en mi cabecita no está ese tumor. Quiero decirles que Dios hizo ese milagro, que ese tumor no podía operarse en ninguna parte del mundo, pero desapareció por obra del Espíritu Santo. Dios se presenta en nuestra vida como sea. Tengan fe, confíen en Dios. Para Dios nada es imposible. Dios es capaz de hacer maravillas como las hizo en mí. Si ahorita están pasando una prueba muy difícil, crean en Dios, confíen en Dios, así como Él hizo un milagro en mí lo puede hacer en ustedes. Gracias a Madre María Inés puedo ser mejor ahora, no tanto en mi vida carnal, sino en la vida espiritual”.

Silvia Burnes Sánchez MC, Postuladora de la causa de canonización de la beata Madre María Inés Teresa Arias, explica como sucedió el milagro
Cómo sucedió el milagro explicado por la postuladora de la causa, hermana Silvia Burnes Sánchez MC

“En setiembre del 2018, el niño que en ese tiempo tenía 9 años, empezó a tener dolores de cabeza muy fuertes y continuos. Sus padres no sabían lo que pasaba ni el por qué de los dolores y la mamá le daba analgésicos para ver si así se le pasaba.

El martes 18 de septiembre empezó con vómitos, dolores de cabeza fuertísimos, no quería comer. Por la noche no podía dormir del fuerte dolor que sentía en la nuca. La mamá le habla al papá de Matías para comunicarle la situación, le pidió llevarlo al hospital.  Iban en un taxi cuando el niño empezó a convulsionar, su papá asegura que durante el traslado Matías se le murió, porque vio que no tenía los signos vitales de respiración. Llegaron al hospital rápidamente, le hacen un tac para estudiarlo y lo trasladan a otro hospital, porque le tienen que poner una válvula en su cabeza, los doctores que lo atendieron primero le comunican a los papás que el niño tiene hidrocefalia, esto quiere decir que el cerebro del niño está lleno de agua y por esta razón era necesaria la operación, porque le tenían que poner una válvula para drenar y hacer más estudios.

Los doctores deciden operarlo debido a la hidrocefalia y le hacen un tac para saber qué era lo que sucedía. También le hacen una resonancia magnética.

Matías se quedó inmóvil, estaba consciente de lo que le hacían, y pudo resistir el examen, no usaron anestesia, después de los estudios lo trasladan al Hospital de Niños el 23 de setiembre y el médico confirma que tiene un tumor en el cerebro. Lo trasladan a oncología, la noticia fue fuerte para Matías, pues había en el hospital muchos niños con cáncer, los oncólogos y neurocirujanos le dan los resultados de los estudios y es diagnosticado de Glioma de tallo cerebral difuso, es decir, tumor cerebral maligno. Además se encuentra en un lugar comprometido del cerebro y es del tamaño de una naranja, los doctores no lo pueden operar ni ahí ni en otro lugar, porque si lo operan, puede quedar parapléjico y si lo hacen existen grandes posibilidades de que muera.

Los doctores le dicen a los papás que le den calidad de vida a Matías y le calculan 9 meses de vida; pues el tumor va a ir tomando partes débiles de su cabeza con las consecuencias de pérdida de movimiento, de la vista, del habla y la capacidad de respirar, quedando en estado vegetativo. Además recibiría morfina para los intensos dolores que pudiera tener, pues ya no se puede hacer nada por Él.

La mamá del niño acudió el 20 de octubre a un sacerdote, el Pbro. Miguel Adrián Rivera, quien era su párroco y actualmente es el rector de la Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles.

Ella acudió a él para comentarle sobre la situación de Matías y pedir su ayuda espiritual. Al Padre Miguel Adrián, celebrando la Santa Misa, se le vino a la mente la beata Madre  María Inés y entonces se las dio a conocer a la familia, dándoles la oración y una medalla con la reliquia  –que fue la que le pusieron a Matías durante la operación–. El sacerdote llamó a la superiora regional en Costa Rica para contarle el caso y pedirle la oración de la congregación, cosa que se llevó a cabo.

Han pasado más de dos años y Matías está hoy en buena condición física y mental, no hay explicación científica para los médicos, por lo que nos hace pensar que se trata de un verdadero milagro por la intercesión de la beata María Inés.

Los padres de Matías y él mismo se han convertido en grandes devotos de la Madre Inés junto con la Virgen del Perpetuo Socorro que aman tanto. Si es aprobado por el Santo Padre, la pueden declarar santa”.

Hermana Silvia Burnes Sánchez MC

Postuladora de la causa de canonización de la beata Madre María Inés Teresa Arias


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen