Fabrizio De Michino, sacerdote, escribe al Papa antes de morir a los 31 años: “No pido a Dios mi curación, sino la fuerza y la alegría de continuar siendo un testimonio verdadero de su amor”

Fabrizio De Michino, sacerdote, escribe al Papa antes de morir a los 31 años: “No pido a Dios mi curación, sino la fuerza y la alegría de continuar siendo un testimonio verdadero de su amor” 

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *