Gisela Barreto, modelo y actriz sexy que se convirtió a Cristo en Medjugorje: «Todo lo que tengo me lo da Dios. Fue la Virgen quien me ayudó a hacer este cambio, ella curó mi vida»

* «Cuando fui a orar a la virgen sentí un olor raro a estiércol y eso era mi vida. La Virgen me hablaba para que cambiara»

* «Mostrar mi cuerpo fue una equivocación, con todo mi amor les digo a las chicas que lucen sus cuerpos, mírense los ojitos, no muestren los cuerpos»

* «Jesús nos da el sufrimiento, que es la pastilla que sana y transforma el alma herida, y nos hace más pacientes y caritativos»

6 de agosto de 2014.- (TLV1 / Camino católico) Hugo Verdera entrevista a Gisela Barreto, actriz, presentadora de TV, modelo, internacionalmente conocida, en el programa el Compromiso del Laico del Canal TLV1. Gisela tuvo una profunda conversión al catolicismo al ir a Medjugorje en peregrinación en el año 2010. Hoy  es catequista y cuenta, en esta amplia entrevista en vídeo, su verdadera reconversión a la fe católica y manifiesta su experiencia y su devoción a la Virgen fruto de cómo vivió su transformación personal.

A sus 47 años, Gisela Barreto conserva intacta su belleza. Pero, a nivel espiritual, es otra. Ella misma confiesa los detalles de su nueva vida: asiste a misa a diario, reza el rosario y da clases de catecismo en la Parroquia Nuestra Señora de Loreto, de Palermo.

La correntina, que dio sus primeros pasos como secretaria de Gerardo Sofovich y supo despertar los ratones masculinos durante los noventa, explicó cómo se originó la transformación:“Hace cuatro años, la virgen me cambió la vida para siempre. En abril de 2010 viajé a conocer Medjugorje, un pequeño pueblito de Bosnia. Y ahí sentí por primera vez la presencia de la virgen (…) Tras el viaje entendí que la virgen me había llamado para ser su alumna en su escuela de amor, y acepté serlo”.

«Todo lo que tengo me lo da Dios. Cuando fui a orar a la virgen sentí un olor raro a estiércol y eso era mi vida. La Virgen me hablaba para que cambiara. Hay tantas cosas que hacemos que no están bien, y los más perjudicados somos nosotros. El mundo nos está provocando todo el tiempo, es una venta constante de lo externo. Y fue la virgen quien sentí que me hablaba y que me ayudó a hacer este cambio de vida, ella curó mi vida», comenta

“Entendí que así como el médico nos da una pastilla que sana nuestro cuerpo dolido, Jesús nos da el sufrimiento, que es la pastilla que sana y transforma el alma herida, y nos hace más pacientes y caritativos”, afirma Gisela.

Mantiene su coquetería, pero desde otro lugar:“Tengo el cuerpo voluptuoso que tuve siempre. Pero ya no siento que tenga que mostrarlo. Voy al gimnasio dos o tres veces por semana. Pero mis días son diferentes. Empiezan y terminan rezando. Soy otra. La persona que era se dio cuenta que no sirve tanto explotar el cuerpo, sino explotar el alma”.

Sobre su vida como vedette asegura:«Antes yo era una católica a la carta, la iglesia te marca cosas y hay que respetarlas, ahora me siento libre. Antes vivía con mi novio pero eso no estaba bien. La gente dice que no tiene tiempo para rezar, pero siempre hay tiempo. No volvería a exhibir mi cuerpo. Todos luchamos día a día para dominarnos a nosotros mismos. En este medio somos personas muy autoritarias, egocéntricas, vanidosas. Yo ahora soy la misma pero con el maquillaje esfumado. Mostrar mi cuerpo fue una equivocación, con todo mi amor les digo a las chicas que lucen sus cuerpos, mírense los ojitos, no muestren los cuerpos. Todas las mujeres tienen algo».

Barreto explica que“estoy en pareja con la Iglesia y con Jesús. No, estoy sola por primera vez en mi vida. Y estoy bien. Entendí que Jesús me va a mandar una persona si esa es su voluntad”.

Además, Gisela contó que mantiene contacto con Millie Stegmann, otra famosa que a mediados de diciembre de 2012 sorprendió a todos al revelar que se dedica a la actividad espiritual (ver su testimonio pinchando aquí):“Somos amigas, nos encontramos todos los días en la misa y rezamos juntas”, revela. Lejos de la farándula, cerca de la religión…

Millie Stegmann, actriz de telenovelas: «Me consagré al Señor y a la Virgen en Salta porque se me reveló el amor de Dios»

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *