El Papa Francisco bautiza en la Vigilia Pascual a Helena Lobato, pintora portuguesa, que le escribió una carta en la que le decía que vivía angustiada por no encontrar respuestas

* “No encontraba respuestas en los consejos humanos. Escribí a mano con la única preocupación de transmitirle mi vida y mis dudas»

* «Pregunté si el Santo Padre, de alguna manera, podría, en su oración con Dios, pedir que él diera una luz a personas como yo»

* «El Papa me dijo que rezaría por mi para que esa luz llegara a mi vida»

* «Tardé cerca de dos meses en aceptar de corazón la invitación que el Santo Padre me había hecho”

4 de abril de 2015.- (Agência Ecclesia  / Camino católico)  Helena Lobato, de la diócesis de Setúbal (Portugal), ha sido invitada por el Papa Francisco a bautizarse en el Vaticano, en la Vigilia Pascual de este año, tras haberle escrito a Francisco pidiéndole respuestas que no encontraba en los “consejos humanos”.

“Por motivo de las grandes causas que él había abrazado, los resultados en las vidas de las personas que habían sido tocadas por él. De repente, aparté las tintas y los pinceles y, me encontré escribiéndole una carta al Papa”, cuenta a la Agência Ecclesia.

Helena Lobato es pintora y recuerda que todo comenzó en una fase en que buscaba orientación para resolver algunos aspectos de su vida y “no encontraba respuestas en los consejos humanos”. Al ver un reportaje en la televisión cuando se cumplió el primer año del pontificado del Papa Francisco, decidió escribir una carta al Papa.

“Escribí a mano con la única preocupación de transmitirle mi vida y mis dudas”, dice. Helena Lobato afirma que fue una carta escrita con lágrimas, de “una manera muy particular, muy sentida”, a partir no tanto de la razón sino del corazón y la“desesperación” en que se encontraba a veces.

“Pregunté si el Santo Padre, de alguna manera, podría, en su oración con Dios, pedir que él diera una luz a personas como yo”, recuerda la pintora. “Sólo después de poner la carta en el correo me di cuenta de lo que había hecho”, dice Helena Lobato, señalando que sólo quería “desahogarse”, sin esperar la respuesta que inesperadamente llegó.

“El Papa me dijo que rezaría por mi para que esa luz llegara a mi vida”, afirma. En la carta enviada a Helena Lobato, Francisco le dijo que “la luz” llega por el bautismo, invitándola a estar presente en la Basílica de San Pedro, la noche de la Vigilia Pascual, para ser bautizada. “Tardé cerca de dos meses en aceptar de corazón la invitación que el Santo Padre me había hecho”, añade.

La pintora se ha preparado para el bautismo en la Parroquia de la Cova da Piedade donde el párroco la invitó a formar parte de un grupo de catequesis de adultos. Hoy, en la noche del sábado santo, en la Vigilia Pascual, Helena Lobato estará en Roma, frente al Papa Francisco para recibir el bautismo y tendrá a su lado al padre José Gil Pinheiro, párroco de su nueva comunidad cristiana y su padrino de bautismo.

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *