Jean-Philippe: «Veía la fe como cosa de viejos, fui a una reunión de oración, me confesé por primera vez y experimenté el amor de Dios: Él está aquí y me ama»

* «Tuve una conciencia mucho mayor de que Dios estaba presente, que cuidaba de mi vida, que me mira, que se interesaba realmente por mí y que no quería aplastarme»

Camino Católico.- Jean-Philippe pensaba que eso de la fe y de creer en Dios era algo anticuado, «cosas de viejos o de ingenuos». ¿En serio alguien piensa a estas alturas que eso es verdadero? En ese momento no le interesaba para nada. Se centró en el deporte, en las fiestas, en pasarlo bien con los amigos… Pero sentía un vacío, una carencia de algo que no identificaba. Con el tiempo se fue haciendo cada vez más escéptico sobre dónde podría encontrar esa felicidad a la que todo el mundo se supone que está llamado.

A los 19 años sucedieron tres hechos en su vida que le llevaron a interrogarse más sobre la existencia de Dios y en Cuaresma de 2015 su hermano le invitó a una reunión de oración donde se confesó por primera vez y vivió una experiencia del Amor de Dios. Cuenta su testimonio en primera persona a Découvrir Dieu, en un video, en el que transparenta su conversión, que vivió así:

«¿QUIÉN CREE TODAVÍA QUE DIOS EXISTE?»

Con 19 años tenía una visión de la fe un poco como si fuera algo para mí sin interés, cosa de viejos, un poco anticuado, un poco naif. Y pensé: «¿Quién  cree que esto es verdadero?» En mi adolescencia buscaba más bien deportes, fiestas, para estar alegre, las, la amistad de amigos, fiestas por la noche

Pero, a la vez, siempre sentía un cierto vacío en mí, una carencia. Cuanto mayor me hacía, tenía amargura y crecía en mi corazón el cinismo. ¿Realmente voy a encontrar la alegría y la bondad a la que estoy llamado como todo el mundo?

Fue a la edad de 19 años, hace 5 años, que sucedieron tres hechos muy importantes en mi vida. Mi hermano, que es tres años mayor que yo, fue a estudiar Derecho a París. Durante el curso, conoció a católicos y se convirtió al cristianismo. Mi hermano era un modelo para mí, era inteligente, su vida le iba bien y cuando descubrí que se hizo  cristiano fue chocante, impactante para mí.

Jean-Philippe se confesó por primera vez en 2015

Un segundo hecho importante en mi camino es que descubrí la Comunidad Emmanuel, también hace cinco años. Encontré jóvenes que rezaban, eran creyentes, estaban contentos alegres, estaban bien consigo mismos. Eran testimonios que nunca antes había conocido y que me marcaron.

Una tercera cosa importante fue el inicio de mis estudios de filosofía, con reflexiones, lecturas y donde escuché por primera vez hablar de razones para creer, del conocimiento de Dios. Nunca había oído hablar de esos temas.

Verdaderamente me di cuenta que podía creer en la fe cristiana porque tenía sentido y llegaba al corazón, y simultáneamente no tenía claro que el Dios de la fe cristiana existiese realmente, que me amase personalmente, que se preocupase por mí. Tenía una imagen de Dios como el Dios que ha creado el universo, lo ha ordenado y está alejado de mi vida.

Fue en el invierno de 2015, especialmente durante la Cuaresma, que tuve una experiencia muy fuerte del amor de Dios por mí, de su amor personal. En ese momento mi hermano me invitó a una reunión de oración, en la cual se me propone confesarme. Fue la primera vez en mi vida en que yo me confesaba, es decir que le digo a Dios mis pecados delante de un sacerdote para que me perdone a través de este sacerdote.

Nunca he vivido una experiencia tan fuerte de lágrimas y de un gran cambio emotivo, pero en eso momento en mi vida tuve una gran certeza que se había afianzado en mi corazón, tuve una conciencia mucho mayor de que Dios estaba presente, que cuidaba de mi vida, que me mira, que se interesaba realmente por mí y que no quería aplastarme.

Esta experiencia no me ha quitado todos los problemas de mi vida, pues todavía tengo dificultades y combates. Sin embargo estoy seguro  que Dios está aquí y que me ama. Puedo tener preocupaciones, pero lo único necesario está presente en mi vida: Dios. Y es esta alegría la que quiero compartir con los demás, es esta alegría la que quiero dar a conocer.

Jean-Philippe


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen