La alabanza es el mejor exorcismo para el alma, cuando te invada el desencanto de la vida comienza a alabar a Dios / Por P. Carlos García Malo


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen