La joven Mao quería bailar para Dios; una bomba le quitó la pierna, el obispo Kike Figaredo le devolvió la fe

La joven Mao quería bailar para Dios; una bomba le quitó la pierna, el obispo Kike Figaredo le devolvió la fe

Comentarios 0