La primera visita del Papa Francisco ha sido esta mañana a la basílica de Santa María la Mayor para rezar a la Virgen

Ha estado acompañado por el cardenal español Santos Abril Castelló, Arcipreste de la basílica, y por George Gaenswein, Prefecto de la Casa Pontificia secretario del Papa Emérito Benedicto XVI

14 de marzo de 2013.- (Camino Católico) El Papa Francisco ha acudido hoy a primera hora de la mañana a rezar a la Basílica de Santa María la Mayor de Roma, una de las cuatro basílicas pontificias situadas en Roma,en un acto íntimo celebrado al día siguiente de ser elegido, en el cónclave de cardenales, sucesor de Benedicto XVI al frente de la Iglesia Católica. El argentino Jorge Mario Bergoglio se dirigió a esta Basílica de Roma, Diócesis de la que es titular como nuevo papa, para realizar un rezo en privado ante el altar de la Virgen.

En este breve acto privado, el Papa Francisco ha estado acompañadopor el cardenal español Santos Abril Castelló, Arcipreste de la basílica,  por el prefecto de la Casa Pontificia, George Gaenswein, y por el viceprefecto de la Casa Pontificia, Leonardo Sapienza. El pontífice ha entrado en la céntrica Basílica romana, muy vinculada con España, por una entrada lateral y llegó al templo a bordo de uno de los dos coches oficiales que componían el cortejo papal, precedido por una escolta de motoristas del cuerpo de Policía italiano.

En el exterior, un grupo de fieles curiosos se mezclaba con fotógrafos y periodistas que aguardaban la llegada del papa, algo que se produjo finalmente instantes después de las 08.00 horas (07.00 GMT). Ha entradopor la sacristía, ha cruzado toda la nave central desde el fondo de la iglesia hasta adelante. El templo estaba vacío, no habían abierto aún las puertas al público.

Ha puesto un ramillete de flores a los pies de la imagen de Santa María Salus Populi Romani, (Salud del pueblo Romano, entendida la palabra ´salud´ como ´protectora´) también conocida como la Virgen de las Nieves. El ramillete era sencillo, estaba compuesto con una orquídea azulada central, y varias flores de colores en torno. El Papa Francisco ha estado de rodillas por unos diez minutos largos y ha concluido cantando el Salve Regina junto a quienes le han acompañado.

Tras rezar en la capilla llamada Paulina, o Borghese, ha cruzado a la capilla de enfrente, aún cerrada al público por restauración. Allí se detuvo en oración unos instantes delante de la tumba de un papa: San Pio V, el de la batalla de Lepanto. 

Antes de salir saludó a un matrimonio y bendijo a una mujer embarazada de 5 meses. Al salir ha saludado a quienes trabajan en dicha iglesia, religiosas, religiosos y personal de seguridad y varios. Uno por uno. “Soy mexicana” le ha dicho una religiosa, a lo que el papa Bergoglio le ha respondido: “Y también guadalupana, ¿verdad?”.  El Papa Francisco ha sido despedido con aplausos al marchar de la Basílica para regresar al Vaticano.    

El icono o cuadro de la Virgen Salus Populi Romani, según la tradición “la pintó el apóstol San Lucas”, aunque los estudiosos del arte la ubican en el siglo VII, y hacen referencia a las procesiones de la época con un icono de la Virgen, si bien seguramente fue repintada en el siglo XII. Fue coronada por Pío XII en 1954, y Benedicto XVI le prestó homenaje en diversas ocasiones.

El conocido icono mariano de la Jornada Mundial de la Juventud, es una copia de la Salus Populi Romani, y por voluntad de Juan Pablo II acompaña a los jóvenes universitarios de todo el mundo en peregrinación, con otra invocación, la de Sedes Sapientiae.

Este jueves el nuevo Papa oficiará además su primera misa como pontífice en la Capilla Sixtina, con todos los cardenales, a las 17.00 horas (16.00 GMT).

En su agenda Francisco tiene prevista además la misa de inicio de Pontificado el próximo 19 de marzo, festividad de san José, patrón de la Iglesia y ya este domingo dirigirá el primer Ángelus de su Papado.

El viernes 15 de marzo, a las 11.00 horas (10.00 GMT) saludará a todos los cardenales, tanto los electores como los octogenarios, en la monumental Sala Clementina del Palacio Apostólico.

Y un día más tarde, el sábado, a la misma hora, saludará a la prensa que ha seguido el cónclave, más de seis mil personas entre periodistas, cámaras de televisión y fotógrafos.