Leticia Corral, científica: “Sin la fe no podría hacer ciencia. El Espíritu Santo me toma como instrumento para desarrollar la ciencia”

* “Lo que más me gusta es dar conferencias y antes de cada conferencia le pido al Espíritu Santo que no me abandone para poder expresar, a través de la ciencia, lo que la Santísima Trinidad quiere de mí”

* “No comparo la fe con la ciencia, ni creo que la Creación empezó en un Big Bang, sé que hay una inteligencia superior, Dios, y las cosas no pudieron haber venido de la nada. El Espíritu Santo actúa en mí y sin él, soy nada”

30 de marzo de 2016.- (Ana María Ibarra / Presencia  / Camino Católico)  La maestra en matemáticas y doctora en ciencias de los materiales, Leticia Corral Bustamante impartió una conferencia a la comunidad académica del Seminario Conciliar de Ciudad Juárez, México, como parte de la Semana Cultural que realiza la institución cada año.

Fue invitada por el padre Ramiro Rochín, prefecto de estudios del Seminario Mayor, quien decidió incluirla en el programa convencido de que todo sacerdote debe tener conocimiento en temas de ciencia.

Originaria de Cuauhtemoc, Chihuahua, la doctora Corral, también estudiante de astrofísica, es profesora del Instituto Tecnológico de Cuauhtémoc y recientemente tomó relevancia en los medios por su participación en el Congreso Mundial de Ingeniería en 2015, con una ponencia sobre la teoría del Big Bang.

Estudiosa de Lemaitre

“Me siento muy honrada de pisar este recinto santo donde estuvo el Papa Francisco. Es para mí una grande emoción y distinción el que me hayan invitado”,expresó la doctora Corral al inicio de la primera de las dos conferencias que impartió el 12 y 13 de marzo ante seminaristas, maestros formadores y miembros de la comunidad diocesana.

La doctora habló sobre temas de la historia de la astrofísica como la teoría de las escalas del universo que muestra dónde está situado el ser humano, el Big Bang, la expansión del universo y algunos pensamientos religiosos de científicos importantes a lo largo de la historia.

Compartió temas del sacerdote católico Georges Lemaitre, quien, dijo, “es uno de los más grandes científicos, extraordinario matemático estrechamente relacionado con la astronomía”.

“Lemaitre no pudo vivir en paz sin estar dándole solución a las ecuaciones de Einstein en la relatividad general”,expresó la doctora Corral, quien la mañana del viernes compartió una clase con alumnos de la preparatoria del Seminario. 

Ciencia y fe

En entrevista concedida a Presencia, la doctora Corral, católica practicante, compartió cómo su fe la ayuda a desarrollarse en la ciencia

“Sin la fe no podría hacer ciencia. El Espíritu Santo me toma como instrumento para poder desarrollar la ciencia. Lo que más me gusta es dar conferencias y antes de cada conferencia le pido al Espíritu Santo que no me abandone para poder expresar, a través de la ciencia, lo que la Santísima Trinidad quiere de mí”, afirmó.

Y agregó: “No comparo la fe con la ciencia, ni creo que la Creación empezó en un Big Bang, sé que hay una inteligencia superior, Dios, y las cosas no pudieron haber venido de la nada. El Espíritu Santo actúa en mí y sin él, soy nada”, dijo para luego compartir que nunca antes había hablado en una casa de formación sacerdotal.

“He andado en muchas partes del mundo pero esta es la que llena más mi corazón porque me invitan de la religión que profeso. Me siento muy bendecida por Dios”, finalizó.

Ciencia en el Seminario

Seminaristas y sacerdotes que asistieron quedaron muy contentos y entusiasmados para seguir estudiando e investigando temas de la Astrofísica, Astronomía y Matemáticas, explicó el padre Ramiro Rochín.

“Da mucha confianza encontrarse con una científica de este nivel que es una mujer de fe, una fe sencilla. Es un ejemplo consolador que ante tantos científicos que rechazan la idea de Dios”,compartió el sacerdote.

“Los invito a seguir profundizando en estos temas, a no descuidar esa área, no tenerle miedo, al contrario, si nos adentramos a los temas científicos nos vamos a enamorar más de Dios, vamos a poder captar más en detalle la sabiduría de ese Dios que hizo este universo bellísimo y que nunca deja de asombrarnos”,motivó.