Lilian Clark, madre del músico argentino Gustavo Cerati que está desde hace tres años en estado de coma: «Jamás iría en contra de la voluntad de Dios»

«Nunca he pensado desconectar a mi hijo, es más, no es una opción. Él está bien, no tiene complicaciones de otro tipo y eso me da mucha fe… Él escucha, ya está comprobado, está absolutamente entero, fuerte, no abre los ojos pero reconoce a quienes estamos a su lado”

18 de mayo de 2013.- (ACI   / Camino Católico)   Lilian Clark, la madre del músico argentino Gustavo Cerati, ha dicho que «jamás iría en contra de la voluntad de Dios», en respuesta a un periodista que le preguntó si alguna vez ha pensado en la posibilidad de «desconectar» a su hijo cuando el pasado 15 de mayo se han cumplido tres años desde que sufrió un accidente cerebro vascular en Venezuela. La entrevista fue realizada en el programa de televisión chileno «Más vale tarde»,que puede escucharse y visualizarse en el vídeo, y en el que Lilian Clark afirma que «Dios es el que tiene que decidir sobre la vida y la muerte de las personas. Él va decidir al final qué es lo que va pasar con mi hijo. Por ahora mi expectativa es que abra los ojos».

La madre del ex líder de la emblemática banda de rock Soda Stereo, señala además que «nunca he pensado desconectar a mi hijo, es más, no es una opción. Él está bien, no tiene complicaciones de otro tipo y eso me da mucha fe». A lo largo de la conversación repite varias veces que “todo gira alrededor de Gustavo, es lo que nos toca y hay que ayudarlo».

Lilian Clark dice que su hijo ha soportado muy bien este complicado proceso y confía en la fuerza del cantante. Recordó que hace un año «sus pulmones se llenaron de sangre, lo que para los médicos en aquel momento era casi fatal», sin embargo, después de horas de incertidumbre de un minuto a otro sintió un alivio «y los médicos me confirmaron que se había recuperado».

En mayo del año pasado Clark ya había dejado clara su posición sobre la posibilidad de la eutanasia para su hijo, aprobada en Argentina bajo la figura de «muerte digna», medida que ella rechaza ahora y rechazó entonces. «Nunca me planteé la alternativa de la ‘muerte digna’, porque confío en que Gustavo va a salir, así que no lo tengo en mis pensamientos», dijo en aquella oportunidad. «La información técnica la tienen los médicos que son muy cautos, pero la impresión que yo tengo es que él no va para atrás. Él escucha, ya está comprobado, está absolutamente entero, fuerte, no abre los ojos pero reconoce a quienes estamos a su lado», precisa.

Esta semana, el médico Gustavo Barbalace de la Clínica ALCLA, donde se encuentra Cerati,  ha explicado que el músico «continúa en ARM (Asistencia Respiratoria Mecánica), sin cambios neurológicos, clínicamente estable, sin intercurrencias agudas, y sin lesiones agregadas. Se realiza movilización kinesiológica pasiva y estimulación permanente en las áreas de terapia ocupacional y musicoterapia».

En efecto, todos los días a las 9:00 a.m. Cerati comienza su rutina: sus enfermeras se alistan y aguardan la llegada de la madre o hermanas. Según fuentes citadas por la prensa argentina, cuando llegan sus familiares, el músico mueve levemente la cabeza, a veces mueve los párpados y hace algunos movimientos como si quisiera hablar. Diariamente lo afeitan y lo visten y pasa al menos una hora sentado en un sillón frente a su cama. Ahí le dan masajes y ejercicios de estimulación.

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *