Los padres Rodrigo Miranda, Siria, Khalil Jarr, Jordania, y Sergiy Znak, Ucrania, explican el martirio de los cristianos perseguidos

* P. Rodrigo: «Asesinaron a parte de mis parroquianos… Niños decapitados, jóvenes crucificados, mujeres secuestradas. Esto vivimos los cristianos en Siria»

* P. Khalil: «Los cristianos en Medio Oriente sufren no por ser delincuentes sino por ser bautizados… Con la sangre de los mártires el Señor está preparando una Iglesia nueva y más santa para el siglo XXI»

* Sergiy: «En Ucrania la gente sufre hambre y guerra. No puedo creer que esto ocurre en el siglo XXI… Hay sacerdotes que son torturados no solo físicamente, psíquicamente también»

25 de mayo de 2016.-(Nazaret.tv Camino Católico) La Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada organizó la Tercera Noche de los Testigos en la Basílica de Santa María del Pi en Barcelona, el pasado 13 de mayo de 2016. En el vídeo se visualiza y escucha el testimonio de los tres sacerdotes de Siria, Jordania y Ucrania que explicaron cómo viven los cristianos perseguidos.

El primero en intervenir fue el padre Rodrigo Miranda, misionero en Alepo, una de las ciudades más castigadas por la guerra en Siria, donde los cristianos son perseguidos hasta la muerte por el ISIS, y sin embargo se niegan a renunciar a su fe. Explicó que  «asesinaron a parte de mis parroquianos… Niños decapitados, jóvenes crucificados, mujeres secuestradas. Esto vivimos los cristianos en Siria… Los cristianos de Medio Oriente viven felices su fe. Nunca les he escuchado quejarse….He visto delante mio un mar de muertos… He aprendido a ser sacerdote en Siria. A dar la vida por los demás, a negarme a mi mismo»

Después habló el padre Khalil Jarr, hijo de una familia refugiada, secuestrado dos veces, acoge a más de 500 familias que buscan cobijo en su parroquia de Jordania. Ha acompañado recientemente al Santo Padre en su viaje a Lesbos y dijo en la Parroquia de Santa María del Pi de Barcelona que«doy gracias a Dios y AIN por su ayuda para proteger a los refugiados… Los cristianos en Medio Oriente sufren no por ser delincuentes sino por ser bautizados… Con la sangre de los mártires el Señor está preparando una Iglesia nueva y más santa para el siglo XXI… Los cristianos perseguidos tienen que traer conciencia a Occidente»

El último en testimoniar fue el padre Sergiy Znak, sacerdote greco-católico de Ucrania, un país en guerra en el corazón de Europa, con más de un millón y medio de desplazados. Pero como dice el P. Sergiy, si una cosa saben los ucranianos es que «la Iglesia está siempre muy cerca de las personas… En Ucrania la gente sufre hambre y guerra. No puedo creer que esto ocurre en el siglo XXI… Hay sacerdotes en Ucrania que son torturados no solo físicamente, psíquicamente también… Agradezco al Papa su preocupación por la situación en Ucrania, y que le haya dado voz».

Comentarios 0