Luis García-Nieto estudiaba Historia del Arte y Derecho y fue llamado por Dios a ser sacerdote: «Quiero mostrar el perdón que Dios ofrece al mundo»

* «Fue gracias a un compañero y surgió de un modo natural. Poco a poco, fui conociendo un amor que te excede y te llena de felicidad la vida. Me gustaría estar con Dios para toda la vida. Este mundo necesita mucho amor de Dios, volver a recuperar la confianza que ha perdido en el futuro y volver a entender que no puede vivir de cero cada día, sino que tiene que vivir con raíces»

Camino Católico.-   Este sábado, 4 de mayo de 2019, el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha presidido una solemne Eucaristía, durante la cual ha ordenado presbíteros a cuatro diáconos del Seminario Conciliar, entre ellos a Luis García-Nieto Sánchez que ha estado en el Informativo Diocesano de 13 TV, y ha contado a Irene Pozo, la directora del programa, que Dios ha puesto en sus manos. «Estoy muy ilusionado con la responsabilidad maravillosa de que el mundo vuelva a confiar, que haya luz y esperanza, porque tenemos un Salvador que guía nuestro camino, y queremos llegar a una meta».

García-Nieto, ha sido ordenado junto a Alejandro Carrara Navas, José Ramón Ortega Machuca y David Rodríguez Cuadrado, ha mostrado su felicidad «por la tarea y la grandeza de Dios», y «por haber conocido esa Luz».

El diácono, que ha estado acompañado por sus padres, sus siete hermanos, muchos familiares y amigos, ha contado las raíces de una vocación que nació cuando estudiaba Historia del Arte y Derecho en la Universidad Complutense: «Fue gracias a un compañero y surgió de un modo natural». Poco a poco, «fui conociendo un amor que te excede y te llena de felicidad la vida», destaca.

Luis García-Nieto Sánchez durante su ordenación diaconal, en la catedral de la Almudena de Madrid, en junio de 2018. Foto: Seminario Conciliar de Madrid

Un detalle que, tal y como reconoce, «solo lo pueden entender los que están enamorados». «Tras los gusanitos en el estómago, vas conociendo al Amado; vas siendo uno, y tu felicidad se convierte en la felicidad del Amado». Y cuando es Dios, incide, «estalla el corazón y se difunde a todos los demás». Esto «solo lo puede entender el que ha estado enamorado…».

García-Nieto, que tiene como destino las parroquias San Antonio de la Florida y San Pío X de Madrid, ha revelado a la conductora del programa su sentir ministerial y su propósito sacerdotal… «Me gustaría estar con Él para toda la vida». Porque «este mundo necesita mucho amor de Dios, volver a recuperar la confianza que ha perdido en el futuro y volver a entender que no puede vivir de cero cada día, sino que tiene que vivir con raíces».

Un reto y una promesa, escritos a fuego en su corazón: «Yo quiero mostrar el perdón que Dios ofrece al mundo», ha concluido.

Alejandro Carrara, 47 años, era director de banco y ahora es sacerdote: «La enfermedad y la muerte de mi padre me acercaron a Dios»

 

Fuente:13 TV