Oración a María Auxiliadora ante las dificultades / Por P. Carlos García Malo

Imagen de María Auxiliadora bendecida por san Juan Bosco en Turín en 1885, y ubicada en la Basílica María Auxiliadora y San Carlos de Buenos Aires

«Santísima Virgen María «auxilio de los cristianos.» Auxílianos madre a los que sufrimos, auxilia madre a los enfermos; que tu auxilio lo sientan los débiles; auxílianos a todos de los malos espíritus; auxilia a la Iglesia de todo mal y guárdanos a todos bajo tu manto»

P. Carlos García Malo / Camino Católico.-  Hoy la Iglesia celebra a María Auxiliadora, la que sostiene en tiempos difíciles. “En el cielo nos quedaremos gratamente sorprendidos al conocer todo lo que María Auxiliadora ha hecho por nosotros en la tierra”, decía San Juan Bosco, gran propagador del amor a esta advocación mariana que ha estado en la Iglesia y las familias cristianas desde antiguo ante los tiempos difíciles.

Los cristianos de los primeros siglos llamaban a la Virgen María con el nombre de Auxiliadora. Tanto así que los dos títulos que se leen en antiguos monumentos de oriente son: Madre de Dios (Teotokos) y Auxiliadora (Boetéia). “Confiad siempre en Jesús Sacramentado y María Auxiliadora y veréis lo que son milagros”, afirmaba San Juan Bosco. Pidamos a María Auxiliadora que nos sostenga ante las dificultades:

Santísima Virgen María,

que por amor a todos tus hijos y por ser corredentora con Cristo,

el pueblo de Dios,

experimentando tu poderosa intercesión,

Cuadro de María Auxiliadora pintado en 1865 por Tomás Andrés Lorenzone (1824-1902), a pedido de Don Bosco. Se ubica en la Basílica de María Auxiliadora de Turín, Italia
Cuadro de María Auxiliadora pintado en 1865 por Tomás Andrés Lorenzone (1824-1902), a pedido de Don Bosco. Se ubica en la Basílica de María Auxiliadora de Turín, Italia

te otorgó el título de «auxilio de los cristianos.»

Míranos de nuevo madre acudiendo a ti

porque sabemos que todo auxilio de lo alto viene de tu manos:

auxílianos madre a los que sufrimos,

auxilia madre a los enfermos;

que tu auxilio lo sientan los débiles;

auxílianos a todos de los malos espíritus;

auxilia a la Iglesia de todo mal

y guárdanos a todos bajo tu manto.

María Auxiliadora,

ahora más que nunca nos confiamos a tu oración

y auxilio de madre potente.

Cuida de tus Hijos

y con tu oración ante Jesucristo, Señor nuestro:

¡ Sálvanos!

Amén.

María, Auxilio de los cristianos, ruega por nosotros.

Carlos García Malo

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *