Oración a San Judas Tadeo, patrono de las causas imposibles / Por P. Carlos García Malo

*  «San Judas Tadeo, discípulo de Jesucristo. A ti, abogado de las causas imposibles, hoy acudo con profunda fe a suplicarte que entregues al buen Jesús, del que fuiste discípulo y mejor apóstol, esta súplica mía.  San Judas Tadeo, ruega por nosotros y por la paz del mundo entero»

Carlos García Malo / Camino Católico.- El 28 de octubre la Iglesia celebra la fiesta de San Judas Tadeo, uno de los apóstoles de Jesús (no el Iscariote) que es presentado en los Evangelios como «hermano de Santiago», patrono de las causas imposibles.

Probablemente era hermano de Santiago el Menor y primo de Jesús. Se le atribuye la epístola que lleva su nombre, donde se presenta a  sí mismo como servidor de Jesucristo y hermano de Santiago.

Predicó en Mesopotamia y luego marchó a Persia, donde junto a Simón sufrieron el martirio en la ciudad de Suanis, según la tradición recogida por el martirologio romano.

En sus Revelaciones, Santa Brígida cuenta que el Señor Jesús la exhorta a que cuando necesitara conseguir ciertos favores los pidiera por medio de este apóstol. Es por ello que la devoción a San Judas Tadeo es muy grande dentro de la piedad popular, a causa de los numerosos favores que por su intercesión le son concedidos a quienes le rezan con fe.

Se le representa con una imagen de Cristo en el pecho, a causa de su parentesco con el Señor, de quien la tradición cuenta que era muy parecido. También se le representa con un mazo, pues según la tradición le dieron muerte con este instrumento de un golpe en la cabeza, para luego cortársela con un hacha.

Su fiesta se celebra el 28 de Octubre, junto con la fiesta de San Simón.

En el año 2008 y mediante un comunicado la Arquidiócesis primada de México aclaró que San Judas Tadeo no es el «santo» de los delincuentes o narcotraficantes; y que la llamada «santa muerte» no es una devoción compatible con la identidad católica.

En el comunicado titulado «San Judas Tadeo y algunas desviaciones de su culto», la Arquidiócesis explicó que «por todos es sabido que muchas personas que delinquen consideran a San Judas como su santo patrono», este santo «de ningún modo se vería en el cielo intercediendo ante Dios a favor de quienes actúan en forma contraria a los mandamientos de Cristo, entre ellos, violentando los preceptos de No Matarás, No robarás, No cometerás adulterio».

El comunicado señaló que «la Biblia claramente señala que no se puede servir a dos amos, de modo que quienes buscan a Cristo a través de su amor a San Judas Tadeo, deben estar conscientes de que ante todo, deben cumplir con los mandamientos que el Señor nos dio. De otra forma, se cae en la aberración y en el absurdo».

Pidamos a San Judas Tadeo la gracia que necesitamos con la siguiente oración:

San Judas Tadeo, discípulo de Jesucristo.

A ti, abogado de las causas imposibles,

a quien Santa Brígida por revelación le fue comunicada tu poderosa intercesión,

hoy acudo con profunda fe a suplicarte que entregues al buen Jesús,

del que fuiste discípulo y mejor apóstol,

esta súplica mía.

(Pídase aquí el favor)

Él abogará por tu oración y los méritos de tu martirio la gracia que necesito;

y el mismo Espíritu,

que como llama de fuego posa sobre tu cabeza,

se derramará en mi vida otorgándome este favor.

San Judas Tadeo, ruega por nosotros y por la paz del mundo entero.

(Padre Nuestro, Ave María y Gloria).

Carlos García Malo

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *