Oración al Inmaculado Corazón de María / Por P. Carlos García Malo

«Corazón Inmaculado de María… Tu Inmaculado Corazón unido al Sagrado Corazón de Jesús es fuente de innumerables dones y milagros, alcanzados por tu intercesión, para nosotros tus hijos peregrinos en este valle tempestuoso que es la vida. Tu Inmaculado Corazón es ejemplo de virtudes y entrega y confianza en Dios de donde procede toda bendición. Tu Inmaculado Corazón es espejo para nosotros que quisiéramos imitarte como mujer creyente y decidida discípula»

P. Carlos García Malo / Camino Católico.-  Al día siguiente de la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, la Iglesia celebra la Fiesta del Inmaculado Corazón de María con la finalidad de manifestar que estos dos corazones son inseparables y que María siempre lleva a Jesús.

Esta celebración fue establecida por el Papa Pío XII en 1944 para que por medio de la intercesión de María se obtenga «la paz entre las naciones, libertad para la Iglesia, la conversión de los pecadores, amor a la pureza y la práctica de las virtudes». San Juan Pablo II declaró que esta festividad en honor a la Madre de Dios es obligatoria y no opcional. Es decir, que debe realizarse en todo el mundo católico.

Pidamos al Inmaculado Corazón de María que interceda por nosotros para ser imitadores de su fe, de su vida y de su discipulado:

Corazón Inmaculado de María,

traspasado por la espada de la pasión y muerte de tu Hijo,

y dolorido por los desprecios

que los hombres os hacemos indiferentes

a todo el amor derramado para nuestra salvación.

Hoy la Iglesia te honra en esta devoción,

que el mismo Señor quiso para dar a conocer al mundo,

donde tantas gracias pueden obtenerse.

Tu Inmaculado Corazón unido al Sagrado Corazón de Jesús

es fuente de innumerables dones y milagros,

alcanzados por tu intercesión,

para nosotros tus hijos peregrinos en este valle tempestuoso que es la vida.

Tu Inmaculado Corazón es ejemplo de virtudes y entrega y confianza en Dios

de donde procede toda bendición.

Tu Inmaculado Corazón es espejo para nosotros

que quisiéramos imitarte como mujer creyente y decidida discípula.

Madre intercede por nosotros y ayúdanos a ser como tú.

Amén.

¡Inmaculado Corazón de María, ruega por nosotros!

Carlos García Malo


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *