Oración por las víctimas, familiares y autores de los atentados de Barcelona y Cambrils / Por P. Carlos García Malo

«Señor Dios, te presento en este día a todas las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils. También, a todos los hombres y mujeres que en el mundo hayan sido víctimas del odio sin sentido de ideologías envenenadas o de la maldad humana. A las víctimas que han muerto, dales tu descanso, y a sus familiares el consuelo de la fe. A los heridos una pronta recuperación e inserción en su vida cotidiana, y líbralos de secuelas y miedos. A sus verdugos, que han causado tanto daño, un arrepentimiento y conversión a Ti fuente de todo bien»

20 de agosto de 2017.-(P. Carlos García Malo / Camino Católico) La terrible amenaza del terrorismo encuentra un antídoto que todo lo puede: la oración. Muchos ciudadanos se están acercando a las Ramblas de Barcelona a mostrar su solidaridad, homenajear y orar por las  victimas como puede verse en las fotografías.

Ante el dramático atropello que ha tenido lugar en Barcelona y el segundo atentado frustrado por los Mossos d’Esquadra en Cambrils, elevamos esta oración por las víctimas, sus seres queridos, y los autores de ambos actos criminales:

Señor Dios,

te presento en este día

a todas las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils.

También, a todos los hombres y mujeres

que en el mundo hayan sido víctimas del odio sin sentido

de ideologías envenenadas o de la maldad humana.

A las víctimas que han muerto, dales tu descanso,

y a sus familiares el consuelo de la fe.

A los heridos una pronta recuperación e inserción en su vida cotidiana,

y líbralos de secuelas y miedos.

A sus verdugos,

que han causado tanto daño,

un arrepentimiento y conversión a Ti fuente de todo bien.

Y a nosotros concédenos el don de no caer en el mismo odio,

sino de arrodillarnos más delante de Ti

y suplicarte misericordia para todos.

Señor,

que el diablo no nos engañe más

metiéndonos cizaña y amargándonos el corazón.

Que tu Espíritu Santo produzca el milagro de la reconciliación y del entendimiento entre todos los hombres de la tierra. Amén.

María, Reina de la paz.

Ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

             P. Carlos García Malo

También te puede interesar:

 

 

 

 

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *