Oración San Daniel Comboni para que suscite vocaciones de misión y más amor por las misiones / Por P. Carlos García Malo

*  «San Daniel Comboni, Dios te escogió desde el seno materno para llevar la Luz de Cristo a los hombres y mujeres de África. Que tu intercesión por África desde el cielo siga llevando muchas almas a Dios y que el ejemplo de tus hermanos misioneros suscite entre los africanos vocaciones de misión para esta Europa descreída y para el resto del orbe. Cuida de tus misioneros y suscita entre los creyentes más amor por las misiones»

 P. Carlos García Malo / Camino Católico.-  “Hacen falta evangelizadores que tengan el entusiasmo y el celo apostólico del Obispo Daniel Comboni, apóstol de Cristo entre los africanos”, dijo San Juan Pablo II sobre este gran misionero, cuya fiesta es cada 10 de octubre.

“Él empleó los recursos de su rica personalidad y de su sólida espiritualidad para dar a conocer a Cristo y hacer que fuera acogido en África, continente que amaba profundamente”, añadió el Pontífice en la homilía de Canonización de San Daniel Comboni, el 05 de octubre de 2003.

San Daniel nació en Limone sul Garda (Brescia, Italia) en 1831, en una familia de campesinos pobres. Estudió en Verona, en el Colegio San Carlo, donde asistían chicos de escasos recursos. Más adelante irá descubriendo su vocación sacerdotal y misionera.

Es ordenado sacerdote en 1854 y años después parte a las misiones en África, donde se encuentra con una realidad de pobreza muy chocante. Regresa a Italia y se dedica a pedir ayuda  para la misión africana, incluso en el Concilio Vaticano I.

Fundó dos Institutos misioneros que hoy son los llamados Misioneros Combonianos y Misioneras Combonianas. Es nombrado Vicario Apostólico de África Central y consagrado Obispo en 1877.

Junto a los africanos, vivió sequías, el ver morir a su gente, la lucha contra la esclavitud y hasta acusaciones infundadas. Sin embargo, se mantuvo fiel a la Cruz para lograr la consolidación de la actividad misionera. Después de haber servido a Cristo en su querida África, retornó a la Casa del Padre un 10 de octubre de 1881.

Actualmente, los Combonianos siguen trabajando en diversas obras misioneras del mundo y en algunos países son también conocidos por sus revistas “Aguiluchos” y “Misión sin fronteras”, que tienen la finalidad de dar a conocer el mundo misionero.

Pidamos a San Daniel Comboni que suscite vocaciones de misión y más amor por las misiones:

San Daniel Comboni,

Dios te escogió desde el seno materno

para llevar la Luz de Cristo a los hombres y mujeres de África.

Hijo de padres humildes y de fe inquebrantable,

tu alma fue creciendo en el amor de Dios y,

a ejemplo de otros sacerdotes,

tu espíritu despertó a las misiones.

Tu estancia en aquellas tierras trajo consigo fatigas, sudores, nuevas enfermedades

y la muerte de numerosos jóvenes misioneros que iban contigo.

No te dejaste vencer por el desánimo, al contrario,

abrazaste el sufrimiento y continuaste alegre en tu empeño para que África fuera de Cristo.

Te uniste más a la cruz en esponsales de fidelidad y amor.

Muchos te han seguido en el ejemplo de entrega y continúan haciéndolo:

los misioneros  combonianos llevan con orgullo tu nombre y siguen la misión que tú comenzaste.

Que tu intercesión por África desde el cielo siga llevando muchas almas a Dios

y que el ejemplo de tus hermanos misioneros

suscite entre los africanos vocaciones de misión

para esta Europa descreída y para el resto del orbe.

Cuida de tus misioneros y suscita entre los creyentes más amor por las misiones.

Amén.

San Daniel Comboni, ruega por nosotros.

Carlos García Malo

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *