Orar es sumergirse en el lago insondable del Corazón de Dios para después contagiarlo al mundo / Por P. Carlos García Malo


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen