Osvaldo Sánchez, portero de futbol mexicano: “En la vida tienes que ser un guerrero santo para llegar al cielo”

“Para mi Dios es importantísimo. Parece que sin Él no hay consecuencias en todo lo demás. Soy un creyente total. El que es católico siempre siente la bendición de Dios. Por eso venimos a misa, por eso oramos. Me siento muy afortunado por la carrera que Dios me ha permitido tener y obviamente ha sido porque siempre está cerca de mí”

13 de mayo de 2014.- (El Observador de la Actualidad  / Aleteia / Camino Católico) Osvaldo Sánchez, una de las leyendas del futbol mexicano, habla a AleteiaEl Observador de la Actualidad  no sobre su trayectoria deportiva, sino de la vida de la fe. Como portero, surgió en Club Atlas de Guadalajara y, posteriormente estuvo en varios equipos hasta llegar al Club Santos de La Laguna. Ha sido múltiples ocasiones seleccionado mexicano y ostenta el récord de más partidos jugados en la primera división del futbol mexicano. 

Pero lo más importante para Osvaldo Sánchez es el reconocimiento de la presencia de Dios en su vida y en su profesión:

“Para mi Dios es importantísimo. Parece que sin Él no hay consecuencias en todo lo demás. Soy un creyente total. El que es católico siempre siente la bendición de Dios. Por eso venimos a misa, por eso oramos. Me siento muy afortunado por la carrera que Dios me ha permitido tener y obviamente ha sido porque siempre está cerca de mí. En la vida tienes que ser un guerrero santo porque las dos cosas van de la mano. Si amalgamas esas dos descripciones puedes tener una vida mejor”.

La devoción a la Virgen le viene  de pequeño a Oswaldo:

“Soy muy creyente de la Virgen de Guadalupe. Mi familia, mi padre, que en paz descanse nos llevaba cada vez que podía a la Basílica de Guadalupe y es el santo al que le tengo más fe. Pero me encomiendo especialmente a Dios. Dios está en todos lados, está aquí con nosotros en este lugar, está en nuestro camino”.

Vale recordar que el Club Santos es el primero en el mundo que acepta construir una parroquia a la entrada del Estadio Corona de Torreón, en el llamado Territorio Santos-Modelo.  A ello se refiere Osvaldo Sánchez en esta entrevista: más que entenderlo como una mera devoción de algunos, lo ve como lo que es: el motor del equipo para llegar a ser varias veces campeones. “Me siento muy contento que aquí dentro, a treinta metros  del propio estadio, tengamos una iglesia”.

Las claves del éxito para Oswaldo están claras:

“Primero: tener fe en Dios. Segundo: A Dios rogando y con el mazo dando. En esta vida nada te llega por casualidad. Tienes que trabajar, luchar, sacrificar y tener claro que es lo que quieres”.

El mensaje y los consejos que da a los jóvenes Oswaldo son concretos:

“Primero: que busquen hacer caso a Dios. Que tengan humildad para reconocer sus deficiencias en cualquier aspecto. Segundo: que busquen ayuda profesional. Que busquen hacer deporte porque eso te aleja de la droga”.

“Tengo 40 años. Sé que no soy un jovencito para la vida deportiva, pero tengo que hacer mucho para poder alcanzar el cielo, eso está claro”, concluye.


Producción del vídeo: Chucho V. Picón

Edición del vídeo: Rubicela Muñiz

Comentarios 0