Padres perdonan a terrorista que mató con bomba a su hijo Akash Bashir que le dijo “moriré, pero no vas a entrar en la iglesia”

“Conocía el sacrificio que estaba haciendo. Él dio su vida para salvar a cientos –incluso miles– de personas que estaban en la misa aquella mañana. Lo más importante es que nuestra fe nos es dada por Jesús, somos elegidos por Dios y Dios ha aceptado el sacrificio de nuestro hijo Akash. Nuestro Papa Francisco nos llamó a vivir un año de misericordia. Por esto y por amor a Jesús, hemos perdonado a todos los que nos persiguen y están en contra de nosotros. Para que ellos encuentren el camino recto de Dios” asegura Bashir, el padre de Akash

18 de enero de 2017.- (AIN / Camino Católico)  Akash Bashir era un joven católico pakistaní, guardia de seguridad voluntario que vigilaba la iglesia de San Juan en Youhanabad, en el estado de Lahore en Pakistán. Murió al impedir que un terrorista suicida detonara el chaleco bomba que portaba, dentro de la iglesia el pasado 15 de marzo de 2015. “Moriré, pero no vas a entrar en la iglesia”, dijo el joven salesiano antes de que el chaleco bomba del terrorista explotara.

Según cuenta Bashir, el padre del joven Akash, su hijo “conocía el sacrificio que estaba haciendo. Él dio su vida para salvar a cientos –incluso miles– de personas que estaban en la misa aquella mañana”.

En el testimonio recogido por Ayuda a la Iglesia Necesitada, el padre de Akash explica que “lo más importante es que nuestra fe nos es dada por Jesús”, “somos elegidos por Dios y Dios ha aceptado el sacrificio de nuestro hijo Akash”.

El padre del joven mártir precisa: “algunos me preguntaron: ¿has perdonado a los que mataron a tu hijo? Y les digo: nuestro Papa Francisco nos llamó a vivir un año de misericordia. Por esto y por amor a Jesús, hemos perdonado a todos los que nos persiguen y están en contra de nosotros. Para que ellos encuentren el camino recto de Dios”.

Nazbano, la madre de Akash  afirma que “Akash era especial. La mañana que murió, le había dicho que no hiciera él la guardia, pero dijo que era su deber. ¿Cómo podría haberlo detenido?”

El Padre Francis Gulzar, párroco de la iglesia de San Juan y vicario general de la arquidiócesis, ha informado que se ha solicitado el inicio del procedimiento oficial para declarar al joven Akash Bashir mártir y “honrar el sacrificio realizado en su barrio de Yauhanabad”, según recoge la agencia de información salesiana ANS. 

“Yo he sido testigo del trágico ataque suicida en mi parroquia, mientras celebraba la Santa Misa, con más de 2.500 fieles el 15 de Marzo de 2015… Akash Bashir, un joven de 18 años, era una de las personas encargadas de la seguridad en la entrada de la iglesia”,cuenta este párroco.

El Padre Francis Gulzar relata cómo Akash Bashir detuvo a los atacantes, incluso cuando uno de los suicidas mostró su chaqueta llena de explosivos exigiendo a Akash que les dejara pasar. “Inmediatamente comenzó a detener y no dejarlo pasar, hasta que el terrorista se inmoló. Akash murió en ese momento, pero salvó a muchos fieles con ese valiente acto de amor”, recuerda el sacerdote. Además, añade que se ha perdido la confianza en la convivencia pacífica,“lo que nos sostiene en nuestra búsqueda de justicia es el recuerdo del heroísmo de Akash”.

También te puede interesar:

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *