Papa Francisco conforta por teléfono a Salvatore Mellone seminarista con cáncer terminal que hoy es ordenado sacerdote: “La primera bendición la tienes que hacer por mí”

“Reza por mí y sepas que yo rezo por ti y por todos los enfermos terminales y por todos los enfermos”

16 de abril de 2015.-  (Camino Católico)  “Cuando seas sacerdote, la primera bendición la tienes que hacer por mí”,expresó por teléfono el Papa Francisco a Salvatore Mellone, un seminarista con cáncer terminal que cumplirá hoy en su habitación en la Arquidiócesis de Trani-Barletta (Italia) su último deseo: ser ordenado sacerdote.

“Recuerda– añadió – que estás haciendo trabajar muchísimo a todos los canonistas por este objetivo que mereces y que estás realizando en estos días. Reza por mí y sepas que yo rezo por ti y por todos los enfermos terminales y por todos los enfermos”.

Conmovido, al otro lado del teléfono, Salvatore agradeció de corazón al pontífice, quien no es nuevo en estos gestos de profunda solidaridad

El Arzobispo de Trani-Barletta, Mons. Giovanni Pichierri, confirmó a través de una nota informativa que el 14 de abril el Papa telefoneó a Mellone y le dijo “Cuando seas sacerdote, la primera bendición la tienes que hacer por mí”. “Salvatore, yo estoy contigo. Serás ordenado y celebrarás Misa”, aseguró el Pontífice a través de la línea telefónica, informó el diario italiano la Reppublica.

Según informó Mons. Pichierri, Mellone será ordenado sacerdote hoy jueves 16 abril, a las 4pm (hora local), en su habitación. La ceremonia podrá seguirse en directo a través de una pantalla, en la parroquia del Santísimo Crucifijo de Barletta.

Concluido su discernimiento vocacional en junio del pasado año, Mellone comenzó a advertir problemas de salud. Los médicos le diagnosticaron una neoplasia en el esófago. A partir de octubre comenzaron las curas intensivas “que nunca le apartaron del camino de formación y han hecho que le fuera concedido el nulla osta para la admisión al diaconado y el presbiterado”, remarcó Mons. Pichierri.

A principios de 2015 sus condiciones de salud empeoraron y Mellone expresó su deseo de completar su recorrido formativo, respondiendo a su vocación.

Después de una “cuidadosa evaluación” el Arzobispo Pichierri recibió la autorización de la Congregación del Clero para ordenarlo diácono y presbítero, de acuerdo a los preceptos que recoge el Derecho Canónico en relación a esta materia.

El Arzobispo Pichierri afirmó que las motivaciones de Salvatore “no se pueden reducir simplemente a un deseo personal de convertirse en sacerdote, sino que van apoyadas por un cuidadoso discernimiento sobre su llamada, que sintió confirmada en sí, también durante la enfermedad. El sufrimiento le ha hecho sentir una profunda comunión con el misterio de Cristo, para la caridad al servicio de las personas que más sufren”.

Las palabras de Mellone al pedir su ordenación fueron las siguientes: “Hoy me siento llevado a hombros de Cristo; y como sacerdote llevaré la estola con Cristo, para la salvación del mundo. Además, celebrar tan solo una Eucaristía para mí será una participación real del sacerdocio de Cristo”.

Para Mons. Pichierri este es “el coronamiento de un camino serio y coherente, también en la enfermedad, y la edificación del pueblo de Dios y de los sacerdotes y seminaristas, que pueden venir de este testimonio vocacional”.

Mellone ingresó al Pontificio Seminario Regional de Molfetta en 2011, a los 34 años edad, aunque su formación cristiana había comenzado en su familia y prosiguió en la adolescencia en la parroquia Santa María de los Ángeles de Barletta. Su compromiso eclesial creció con la edad y lo llevó a un discernimiento de su vocación presbiteral, que se consolidó en el seminario.

Su gran sensibilidad por los problemas del mundo contemporáneo lo llevó a ejercer como periodista para la revista mensual “La Stadera”, y en 2013 publicó junto a Vincenzo di Gregorio el libro “L’umanità libera sorride a Dio. Agorà e Parola”.

Siempre disponible a ayudar a sus hermanos, el testimonio de Mellone es un punto de referencia constante y humilde para la comunidad.

 

 

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *