Papa Francisco en el Ángelus, 1-9-19: «Jesús nos invita a la generosidad desinteresada para abrirnos el camino hacia la alegría de ser partícipes del amor mismo de Dios»

* «No debemos buscar por nuestra propia iniciativa la atención y la consideración de los demás, sino, más bien, dejar que sean los otros los que nos las presten. Jesús, nos muestra siempre el camino de la humildad, porque es el más auténtico, el camino de la humildad, que también nos permite tener relaciones auténticas. El camino de la humildad, no la humildad ficticia, la verdadera humildad»

Video completo de la transmisión en directo de Vatican News traducido al español con las palabras del Papa en el Ángelus

* «El próximo 5 de octubre celebraré un Consistorio para el nombramiento de 10 nuevos Cardenales. Su procedencia expresa la vocación misionera de la Iglesia que continúa  proclamando el amor misericordioso de Dios a todos los hombres de la tierra… Oremos por los nuevos Cardenales para que, confirmando su adhesión a Cristo, me ayuden en mi ministerio como Obispo de Roma para el bien de todo el Santo Pueblo fiel de Dios»

1 de septiembre de 2019.- (Camino Católico)  “Con la enseñanza del Evangelio de hoy, Jesús construye un puente entre la mesa terrenal y la mesa celestial, aludiendo a la comunión final con el Padre en la eternidad. La elección de ocupar el último lugar expresa la conciencia de cuánto hemos sido amados sin nuestro mérito, por pura gracia. Es el Padre quien nos ha llamado, y es sólo Él, la fuente de todo beneficio y honor, quien puede decidir hacernos sentar en el banquete final”, lo dijo el Papa Francisco en su alocución antes de rezar la oración mariana del Ángelus del Domingo XXII del Tiempo Ordinario.

El Santo Padre comentando el Evangelio de este domingo que, nos muestra a Jesús que participa en un banquete en la casa de uno de los jefes de los fariseos, y observa cómo los invitados corren para conseguir los primeros lugares señaló que, “esta actitud es bastante común en nuestros días, y no sólo cuando se nos invita a un almuerzo: buscamos el primer lugar para afirmar una supuesta superioridad sobre los demás”. En realidad, precisó el Pontífice, esta carrera hacia los primeros lugares perjudica a la comunidad, tanto civil como eclesial, porque arruina la fraternidad.

Ante esa escena, el Papa Francisco dijo que Jesús narra dos breves parábolas, a través de las cuales indica dos actitudes que son fundamentales en nuestras vidas: la humildad y la generosidad desinteresada. La primera parábola, señaló el Papa, se dirige a quien es invitado a un banquete, y le exhorta a no ponerse en primer lugar, y recuerda que Jesús nos enseña a tener una actitud opuesta. “Por lo tanto, no debemos buscar por nuestra propia iniciativa la atención y consideración de los demás, sino más bien dejar que sean los otros a dárnosla. Jesús nos muestra siempre el camino de la humildad, porque es el más auténtico, que también nos permite tener relaciones auténticas”.

En la segunda parábola, explicó el Santo Padre, Jesús se dirige a aquel que invita y a la manera de seleccionar a los invitados a la fiesta. También aquí, subrayó el Pontífice, Jesús va completamente contracorriente, manifestando como siempre la lógica de Dios Padre. Y añade también la clave para interpretar su discurso: “Porque recibirás tu recompensa en la resurrección de los justos” (v. 14). Esto significa que quien se comporte de esta manera tendrá la recompensa divina, muy superior al intercambio humano que nos espera. El intercambio humano, de hecho afirmó el Papa, suele distorsionar las relaciones, introduciendo intereses personales en una relación que debe ser generosa y gratuita. En cambio, Jesús nos invita a la generosidad desinteresada, para abrirnos el camino hacia una alegría mucho más grande: la de ser partícipes del mismo amor de Dios.

Nadie puede ocupar el primer lugar en la mesa de Aquel que ocupó el último lugar, concluyó el Papa, es decir, el Verbo hecho carne por la más alta humildad, con la finalidad de salvarnos a todos, hasta el último de los hijos del Padre.

Después de rezar el Ángelus del Domingo XXII del Tiempo Ordinario, el Papa Francisco recordó que, “este 1 de septiembre, se celebra el Día Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación…. Desde hoy y hasta el 4 de octubre, fiesta de San Francisco de Asís es un tiempo propicio para la alabanza a Dios por todas sus criaturas y la asunción de responsabilidades ante el clamor de la Tierra”. También, el Pontifice pidió a todos los fieles congregados en la Plaza de San Pedro que lo acompañen con la oración en su próximo Viaje Apostólico a África.

El Papa Francisco antes de concluir informó este domingo que el próximo 5 de octubre habrá un Consistorio para la creación de Cardenales en el Vaticano y anunció el nombre de los 13 nuevos Cardenales. Este inesperado anuncio fue realizado por el mismo Pontífice al finalizar el rezo del Ángelus de este 1 de septiembre. En concreto, se trata de 10 nuevos Cardenales electores en un futuro Cónclave y de 3 Prelados más que serán miembros del Colegio Cardenalicio, pero que por motivos de edad, no votarían en el próximo Cónclave de elección del Sumo Pontífice. En el vídeo de Vatican News se visualiza y escucha la meditación del Santo Padre traducida al español, cuyo texto completo es el siguiente:

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

En primer lugar, tengo que disculparme por el retraso, pero hubo un incidente: ¡estuve encerrado en el ascensor durante 25 minutos! Hubo una caída de la electricidad y el ascensor se detuvo. ¡Gracias a Dios que vino el Departamento de Bomberos! –les agradezco tanto-  y después de 25 minutos de trabajo lograron ponerlo en marcha. ¡Aplausos para los bomberos!

El Evangelio de este domingo (Lc 14,1.7-14) nos muestra a Jesús, participando en un banquete en casa de un jefe de los fariseos. Jesús miraba y observaba como los invitados corren para conseguir los primeros lugares, una actitud bastante difundida en nuestros días, y no solo cuando se nos invita a una comida. Habitualmente se busca el primer lugar para afirmar una supuesta superioridad sobre los demás.  En realidad, esta carrera hacia los primeros puestos perjudica a la comunidad, tanto civil como eclesial, porque arruina la fraternidad. Todos conocemos a estas personas que siempre quieren trepar para ir cada vez más arriba y dañan la fraternidad. Ante esta escena, Jesús cuenta dos breves parábolas.

La primera parábola se dirige al que es invitado a un banquete y lo exhorta a no ponerse en el primero puesto, porque, dice, “no haya otro invitado más digno que tú y el que te invito a ti y a él venga a decirte: ‘Cédele tu lugar’. Entonces deberás ocupar con vergüenza el último puesto” (v. 8-9). Jesús, en cambio, enseña a tener una actitud opuesta: “Cuando te conviden, vete a sentarte en el último puesto, para que cuando venga el que te ha invitado te diga: ‘Amigo, ven más adelante’” (v. 10). Por lo tanto, no debemos buscar por nuestra propia iniciativa la atención y la consideración de los demás, sino, más bien, dejar que sean los otros los que nos las presten. Jesús, nos muestra siempre el camino de la humildad, porque es el más auténtico, el camino de la humildad, que también nos permite tener relaciones auténticas. El camino de la humildad, no la humildad ficticia, la verdadera humildad.

En la segunda parábola, Jesús se dirige al que invita y, refiriéndose al modo de seleccionar a los invitados a la fiesta, le dice: “Cuando ofrezcas un banquete invita a los pobres, a los lisiados, a los cojos, a los ciegos y serás bienaventurado porque no tienen nada para devolverte” (v. 13-14). También aquí, Jesús va completamente a contracorriente, manifestando como siempre la lógica de Dios Padre. Y añade también la clave para interpretar su razonamiento, y ¿cuál es la clave?: si tú haces esto “recibirás en efecto tu recompensa en la resurrección de los justos” (v. 14). Esto significa que quien se comporta de esta manera, tendrá la recompensa divina, mucho más alta que el intercambio humano que uno se espera: yo te hago un favor esperando que tú me hagas otro, no, la generosidad humilde. El intercambio humano, de hecho, suele distorsionar las relaciones, introduciendo el interés personal en una relación que debería ser generosa y gratuita. En cambio, Jesús nos invita a la generosidad desinteresada para abrirnos el camino hacia una alegría mucho mayor: la alegría de ser partícipes del amor mismo de Dios, que nos espera a todos nosotros en el banquete celestial.

Que la Virgen María “humilde y elevada más que una criatura” (Dante, Paradiso, XXXIII, 2), nos ayude a reconocernos como somos, es decir, pequeños, y a alegrarnos en el dar sin reciprocidad.

Después de la oración mariana del Ángelus el Papa ha dicho:

Queridos hermanos y hermanas:

Hoy, 1 de septiembre, se celebra la Jornada Mundial de Oración por el cuidado de la creación. Una oración ecuménica que anima a la toma de conciencia y al compromiso de proteger nuestra casa común, partiendo de un estilo de vida personal y familiar más sostenible. Desde hoy hasta el 4 de octubre, fiesta de san Francisco de Asís, es tiempo propicio para la alabanza de Dios por todas sus criaturas y para la asunción de responsabilidades ante el grito de la tierra.

Saludo a todos vosotros, procedentes de Italia y de varias partes del mundo. En particular, saludo a los peregrinos ucranianos, que han venido de diferentes países con ocasión del Sínodo de obispos de la Iglesia greco-católica ucraniana, que tendrá lugar en Roma en los próximos días. Saludo a las religiosas y jóvenes en formación del Instituto de san José Benedicto Cottolengo. ¡Gracias! ¡Gracias por su testimonio! Gracias por lo que hacen y por lo que nos enseñan; adelante, adelante! A los ciclistas de Cunardo y a los fieles de Cerro di Bottanuco; al grupo de la Acción Católica de Lecce y a los jóvenes de San Matteo della Decima, Gallo Ferrarese y Capriate San Gervasio.

El próximo miércoles, si Dios quiere, partiré hacia un viaje apostólico a África, para visitar las poblaciones de Mozambique, Madagascar y Mauricio. Os pido que me acompañéis con la oración, para que esta visita pastoral dé los frutos deseados.

El próximo 5 de octubre celebraré un Consistorio para el nombramiento de 10 nuevos Cardenales. Su procedencia expresa la vocación misionera de la Iglesia que continúa  proclamando el amor misericordioso de Dios a todos los hombres de la tierra.

He aquí los nombres de los nuevos Cardenales:

Mons. Miguel Ángel Ayuso Guixot, mccj – Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso.

Mons. José Tolentino Medonça – Archivero y Bibliotecario de la Santa Romana Iglesia.

Mons. Ignatius Suharyo Hardjoatmodjo – Arzobispo de Yakarta.

Mons. Juan de la Caridad García Rodríguez – Arzobispo de San Cristóbal de La Habana.

Mons. Fridolin Ambongo Besungu, o.f.m. cap – Arzobispo de Kinshasa.

Mons. Jean-Claude Höllerich, sj – Arzobispo de Luxemburgo.

Mons. Álvaro L. Ramazzini Imeri – Obispo de Huehuetenamgo.

Mons. Matteo Zuppi – Arzobispo de Bolonia.

Mons. Cristóbal López Romero, sdb – Arzobispo de Rabat.

R.P. Michael Czerny, sj – Subsecretario de la Sección de Migrantes – Departamento para el Servicio de Desarrollo Humano Integral.

Junto con ellos uniré a los miembros del Colegio Cardenalicio: dos arzobispos y un obispo que se han distinguido por su servicio a la Iglesia:

Mons. Michael Louis Fitzgerald – Arzobispo Emérito de Nepte

Mons. Sigitas Tamkevicius, sj – Arzobispo Emérito de Kaunas

Mons. Eugenio Dal Corso, psdp – Obispo Emérito de Benguela

Oremos por los nuevos Cardenales para que, confirmando su adhesión a Cristo, me ayuden en mi ministerio como Obispo de Roma para el bien de todo el Santo Pueblo fiel de Dios.

Os deseo a todos un buen domingo. Por favor, no os olvidéis de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta pronto!

Francisco

El Papa en Mensaje de la Jornada de Oración por el Cuidado de la Creación: «Arrepentirse y convertirse. Dios nos llama a amar la vida y vivirla en comunión con la creación»

Papa Francisco pide que en septiembre «recemos para que los políticos, los científicos, los economistas trabajen juntos por la protección de los mares y de los océanos»

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *