Papa Francisco ¿qué le diría a un joven que siente la vocación?: “Que todos los días se deje mirar un rato por Jesús”

“El que lo llama no es ni el cura ni el obispo ni el Papa: es Jesús, que lo está mirando con cariño, le muestra a la gente, le muestra la necesidad del pueblo de Dios y le dice: “Si querés, ayudadme”

25 de abril de 2014.- (AleteiaCamino Católico) Para iniciar la campaña de oración por las vocaciones a la vida sacerdotal y religiosa en la diócesis chilena de San Bernardo, su obispo monseñor Juan Ignacio González Errázuriz entrevistó al Papa Francisco durante una visita al Vaticano.

En una grabación “casera” recogida en un vídeo especial del Año diocesano de oración por las vocaciones, el prelado le preguntó al Papa qué le diría a un joven que se siente llamado a este tipo de vida, y también a uno que sintiendo esta vocación, se resiste por miedo. Esta es la breve entrevista:

Santo Padre, en nuestros países muchas veces nos faltan vocaciones, usted lo sabe muy bien. ¿Qué le diría usted a un joven que siente la vocación en este momento a la vida sacerdotal o a la vida religiosa?

Que se deje mirar por Jesús, porque el que lo llama no es ni el cura ni el obispo ni el Papa: es Jesús, que lo está mirando con cariño, le muestra a la gente, le muestra la necesidad del pueblo de Dios y le dice: “Si querés, ayudadme”. Pues que se deje mirar por Jesús, eso es lo que yo pienso. Y que todos los días se deje mirar un rato por Jesús: principal.

¿Y qué le diría a un joven o a una joven que sintiendo la vocación, se niega o le cuesta dar el paso, tiene miedos?

Eso le pasó a Jesús cuando aquel joven que era tan valioso, tenía todas las virtudes de un hombre bueno, era un joven bueno… y no se animó. Y a Jesús le vino tristeza. Yo le diría: Mirá, si vos no lo seguís sos libre, pero mirá la tristeza que provocás en el corazón del Señor y la tristeza que provocás en tantos corazones que no van a poder solucionar su problema porque le va a faltar un sacerdote.

Que se animen, que no sean tontos, el Señor cuando agarra de la mano nunca deja solo.

Comentarios 0