Papa Francisco reza el Santo Rosario pidiendo a la Virgen: «Oh María obtén que el Padre Misericordioso intervenga con su mano todopoderosa para liberarnos de esta terrible pandemia»

* «Santísima María, toca las conciencias para que las enormes sumas usadas para aumentar y para mejorar los armamentos, sean destinadas promover estudios apropiados para prevenir desastres en el futuro. Querida Madre, haz que el mundo crezca en un sentido de pertenencia a una única y gran familia, en la conciencia del vínculo que une a todos, porque con un espíritu fraternal y en solidaridad acudamos en ayuda de las muchas pobrezas y situaciones de miseria. Fomenta la firmeza en la fe, la perseverancia en el servicio, la constancia en la oración. Consoladora de los afligidos, abraza a todos tus hijos atribulados»

Vídeo completo de la transmisión en directo de Vatican News con el rezo del Santo Rosario traducido al español

30 de mayo de 2020.- (Camino Católico). El Papa Francisco ha presidido este sábado 30 de mayo el rezo del Rosario desde la gruta de Nuestra Señora de Lourdes, que se encuentra en los Jardines Vaticanos, para pedir a la Virgen por el fin de la pandemia de coronavirus y rezar por los enfermos, los fallecidos y sus familiares, así como por todos los profesionales y voluntarios que luchan contra la enfermedad. En el vídeo superior de la transmisión en directo de Vatican News se visualiza y escucha el rezo completo del Santo Rosario.

A la oración se han sumado 50 santuarios marianos de todo el mundo, como se ve en la fotografía, que se han conectado con el Santo Padre en la gruta de Nuestra Señora de Lourdes por vía telemática. Entre esos santuarios marianos están el de Nuestra Señora de Guadalupe, Nuestra Señora de Fátima, Nuestra Señora de Lourdes, Nuestra Señora de la Concepción de Aparecida o la Santa Casa de Loreto.

La Gruta de Lourdes del Vaticano, réplica de la que hay en Francia, fue construida por encomienda del Papa León XIII en los Jardines Vaticanos en el año 1902 e inaugurada en 1905 durante el Pontificado de Pío X. Desde entonces, muchos Papas han orado a la virgen en este lugar. El Pontífice ha llegado a la gruta a las 17’30 horas de Roma y, mientras sonaba el canto de inicio, cruzó la reja de la gruta y ofreció un ramo de flores a la Virgen. Después se ha dirigido a su puesto y ha rezado la primera parte de la oración mariana por él mismo escrita antes de empezar el rezo del Rosario.

“Oh María, tú resplandeces siempre en nuestro camino como un signo de salvación y esperanza. A ti nos encomendamos, Salud de los enfermos, que al pie de la cruz fuiste asociada al dolor de Jesús, manteniendo firme tu fe…”, comienza esta oración compuesta de forma especial por Francisco para el mes de mayo. En ella pide auxilio a María para ayudar a la humanidad a superar la grave crisis sanitaria, económica y social desatada por la pandemia de coronavirus.

El rezo del Rosario ha comenzado con la exposición de la intención: “Nos ponemos bajo el manto materno de la Virgen María para confiar al Señor, por medio de su intercesión, a la humanidad entera sometida duramente a prueba durante este período de pandemia”. Después ha empezado la recitación de los Misterios Gloriosos del Rosario:

Giuseppe Culla, neumólogo, rezando parte del primer misterio

Así, el primer misterio, “la resurrección del Señor”, ha sido ofrecido por los médicos, las enfermeras y todo el personal médico y enunciado por Giuseppe Culla, neumólogo, y la enfermera Giulia Pintus.

Maurizio Fiorda, voluntario de Protección Civil, su mujer y su hija, junto con Giovanni De Cerce, superviviente del coronavirus, han dirigido el segundo misterio

Maurizio Fiorda, voluntario de Protección Civil, su mujer y su hija, junto con Giovanni De Cerce, superviviente del coronavirus, han dirigido el segundo misterio, “la ascensión del Señor al cielo”. Este se ha rezado por el ejército, la policía, los bomberos y todos los voluntarios.

 

El tercer misterio ha sido conducido por don Gerardo Rodríguez Hernández, capellán de hospital y Zelia Andrighetti, superiora general de las Hijas de San Camilo, comunidad infectada en masa por el virus

El tercer misterio, “la venida del Espíritu Santo”, en el que se ha recordado los sacerdotes y personas consagradas que han traído los sacramentos y palabras de consuelo a los enfermos y a los que han perdido sus vidas al servicio de su comunidad, ha sido conducido por don Gerardo Rodríguez Hernández, capellán de hospital y Zelia Andrighetti, superiora general de las Hijas de San Camilo, comunidad infectada en masa por el virus.

 

El cuarto misterio fue pronunciado por Francesco Scarpino, farmacéutico y por Tea Pompeo, que perdió a su madre a causa del coronavirus.

El cuarto misterio, “la Asunción de la Virgen María al cielo”, ofrecido por los moribundos, por los fallecidos y por todas las familias que han sufrido el dolor de una pérdida fue pronunciado por Francesco Scarpino, farmacéutico y por Tea Pompeo, que perdió a su madre a causa del coronavirus.

El último misterio fue llevado por Vania De Luca, periodista, y la familia Bartoli, que tuvo un bebé durante la pandemia.

El último misterio, “la coronación de María como Reina del cielo y de la tierra”, fue llevado por Vania De Luca, periodista, y la familia Bartoli, que tuvo un bebé durante la pandemia. De este modo, se oró por los que necesitan ser apoyados en la fe y la esperanza, por los desempleados, por los que se quedan solos y por los niños que han venido al mundo en tiempos de COVID-19.

Tras recitar todos los Misterios Gloriosos del Rosario, el Papa Francisco ha rezado la segunda parte de la oración mariana que compuso para el mes de mayo antes de impartir la bendición final y concluir con el cántico del Ave María de Fátima.

El Papa Francisco se ha dirigio a María Santísima, a quien ha pedido su intercesión por toda la humanidad para poder superar este momento difícil que vive la humanidad. El Obispo de Roma ha pedido para que los recursos destinados al armamentismo sean usados en investigación científica:

“Santísima María, toca las conciencias para que las enormes sumas usadas para aumentar y para mejorar los armamentos, sean destinadas promover estudios apropiados para prevenir desastres en el futuro. Querida Madre, haz que el mundo crezca en un sentido de pertenencia a una única y gran familia, en la conciencia del vínculo que une a todos, porque con un espíritu fraternal y en solidaridad acudamos en ayuda de las muchas pobrezas y situaciones de miseria. Fomenta la firmeza en la fe, la perseverancia en el servicio, la constancia en la oración”.

El Papa ha subrayado con sus palabras la petición a María por su intercesión al Padre Dios: “Oh María, consoladora de los afligidos, abraza a todos tus hijos atribulados… y obtén que el Padre Misericordioso intervenga con su mano todopoderosa para liberarnos de esta terrible pandemia, para que la vida pueda reanudar pacíficamente su curso…”

Antes de despedirse, el Papa Francisco se ha dirigido en español a los santuarios de América Latina: “Me dicen que hay muchos santuarios de América Latina y quisiera dar un saludo en español: A todos ustedes, los santuarios de América Latina, veo Guadalupe, y tantos otros que están comunicados en la oración. En mi lengua materna los saludo y gracias por estar cerca de todos nosotros. Que nuestra Madre de Guadalupe nos acompañe”.

Vivir la voluntad de Dios por el don del Espíritu Santo nos sana / Por Arturo López

Manuel Vicente Ramírez sufrió crueldad de otros niños y su soledad le llevó al robo, violencia, pornografía, sexo convulso, alcohol, drogas… hasta que en una charla encontró a Cristo: «Me curó y volví a nacer»


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *