Patricia Sandoval, drogadicta y abortista, se convirtió por la oración de su madre, que siendo bruja volvió a la fe y clamó a Dios por ella

Patricia Sandoval y su madre, ambas encontraron a Dios después de vidas difícile

«Yo creo que por la misericordia de Dios y por las oraciones de mi madre mi novio nunca regresó por mí. Las oraciones de una madre vienen desde lo más profundo de su ser y son las más escuchadas por Dios» 

CaminoCatólico.com.- Patricia Sandoval, una activista provida mexicana que abortó tres veces y trabajó para la multinacional del aborto Planned Parenthood, contó cómo su madre dejó la brujería, volvió a la fe católica y rezó durante años por su conversión. Sandoval brindó este testimonio durante el II Congreso Internacional “Hacia el amor verdadero” realizado en Lima (Perú) en junio de 2017 y ahora lo publica ACI PRENSA.

La activista recordó que cuando era niña, su casa era “una feria de brujas” y que su madre la motivaba a realizar prácticas esotéricas, como alinear los chakras. “Nosotros íbamos a congresos de brujos”, relató.

Sandoval, cuyos padres emigraron de México a Estados Unidos, afirmó que “en mi casa no reinaba Jesucristo, reinaba el demonio. Mi mamá llegó a creer que Jesucristo era un extraterrestre”.

Su madre, prosiguió, también era una mujer vanidosa y le repetía constantemente que “si no eres joven ni bella no vales nada en la vida”.

Ella nunca le habló sobre la importancia de la castidad ni de hacer respetar su cuerpo. Más bien le decía “el día que tú decidas tener relaciones sexuales, ponte un condón. Se responsable, no seas tonta”.

Cuando la activista tenía 12 años, sus padres se divorciaron porque “desafortunadamente como en mi casa jugábamos la ouija todos los días, habían brujas cada fin de semana, obviamente la familia no duró”.

Todo empeoró porque a raíz del divorcio, su madre dejó el hogar de la familia.

“Recuerdo que yo le tenía odio a mi mamá. Pensaba cómo era posible que una madre deje a sus hijos. No quería hablar con ella”, narró Patricia Sandoval.

A raíz de esta crisis familiar, la joven empezó a llevar un estilo de vida libertino, practicando el “sexo seguro” que le aconsejó su madre lo que la llevó a quedar embarazada tres veces y a abortar a todos sus bebés.

Tiempo después, se mudó y entró a trabajar como enfermera en una clínica de la trasnacional del aborto Planned Parenthood en el estado de California. Allí fue testigo del sufrimiento de las mujeres que abortan y del mutilación de los niños en el vientre de sus madres.

Dejó de laborar en ese lugar porque no podía soportarlo. Se refugió en la droga, perdió todo y “quedé tirada en la calle por tres años con mi novio viviendo como vagabundos”.

“Mi familia no sabía nada de mi porque ¿cómo iba a llegar donde ellos si yo no tenía éxito, ni belleza? Era totalmente un fracaso. Me daba pena llegar con mi familia”, afirmó.

Tras ser abandonada por su pareja y sentirse totalmente sola, Sandoval tuvo una experiencia de fe que le permitió acercarse a Dios y regresar a la casa de su familia.

Al retornar se dio con la sorpresa de que su mamá también había vuelto y se había convertido a la fe católica. Además, mientras vivió en la calle por tres años, ella había rezado para que Patricia volviera a casa.

Esa fue la primera vez que su madre le dijo que ella no valía por las cosas materiales ni por su apariencia física sino que “la única razón por la cual tú vales es porque Jesús derramó la última gota de sangre por ti en la cruz. Tú vales la sangre de Cristo, es tu identidad. Tú eres princesa del Rey de Reyes y eres hija del altísimo”.

Luego, continuó la activista provida mexicana, la mamá tomó una biblia y pronunció estas palabras: “no importa lo que el mundo diga de ti. Me importa lo que Dios dice de ti. Los pasajes de la Biblia son cartas de amor que te ha escrito tu Padre”.

Tras el reencuentro, su madre comenzó a llevarla a Misa diariamente, rezaba el rosario y la acercó al sacramento de la reconciliación. Gracias a su apoyo pudo sanar y volver a la fe.

“Yo creo que por la misericordia de Dios y por las oraciones de mi madre mi novio nunca regresó por mí. Las oraciones de una madre vienen desde lo más profundo de su ser y son las más escuchadas por Dios”, aseguró Patricia Sandoval.

En mayo de este año, la activista provida se comprometió. Además, ha publicado su autobiografía bajo el título “Transfigurada”, cuyo video promocional puedes ver a continuación.

Patricia Sandoval conoció la Nueva Era, abortó varias veces, trabajó en clínica abortista y se hundió en las drogas hasta que Dios la rescató

Patricia Sandoval arrepentida de haber abortado tres veces promete a Dios ser la voz de los niños por nacer

Fuente:ACI PRENSA
Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *