Santa Misa de hoy domingo, Jesucristo Rey del Universo, presidida por el Papa Francisco en Nagasaki, Japón, 24-11-19

24 de noviembre de 2019.- (Camino Católico)   El Papa Francisco sigue en Japón. Este domingo 24 de noviembre, último domingo del año litúrgico y día en el que se celebra la Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo, el Pontífice se ha desplazado hasta Nagasaki para celebrar en el Estadio de Béisbol la Santa Misa junto a los fieles que lo esperaban. En el video de Vatican News  se visualiza y escucha toda la celebración de la Santa Misa.

Durante su homilía, Francisco ha comentado el Evangelio propuesto por la liturgia del día en el que el ladrón, crucificado junto con Jesús, lo reconoció y lo proclamó rey. “Hoy aquí queremos renovar nuestra fe y nuestro compromiso; conocemos bien la historia de nuestras fallas, pecados y limitaciones, al igual que el buen ladrón, pero no queremos que eso sea lo que determine o defina nuestro presente y futuro” ha expresado el Papa y recordando que en el Calvario, muchas voces callaban, tantas otras se burlaban y tan sólo la del ladrón fue capaz de alzarse y defender al inocente sufriente. “Esto fue toda una valiente profesión de fe” ha señalado, explicando que “está en cada uno de nosotros la decisión de callar, burlar o profetizar”.

Busto de la Virgen María que sobrevivió a la bomba atómica y que hoy ha estado en la Misa del Papa Francisco en Nagasaki

El Pontífice ha asegurado que nuestra fe es “en el Dios de los Vivientes”, pues “Cristo – ha subrayado – está vivo y actúa en medio nuestro, conduciéndonos a todos hacia la plenitud de vida”. Momento en el que ha explicado que si nuestra misión como discípulos misioneros es la de ser testigos y heraldos de lo que vendrá, “no podemos resignarnos ante el mal y los males”, sino que “nos impulsa a ser levadura de su Reino dondequiera que estemos: familia, trabajo, sociedad”. “El Reino de los cielos es nuestra meta común” ha concluido, “una meta que no puede ser sólo para el mañana, sino que la imploramos y la comenzamos a vivir hoy, al lado de la indiferencia que rodea y silencia tantas veces a nuestros enfermos y discapacitados, a los ancianos y abandonados, a los refugiados y trabajadores extranjeros”.

Papa Francisco en Hiroshima, 24-11-19: «El uso de la energía atómica con fines de guerra es un crimen, es inmoral. Seremos Juzgados por esto»

El Papa en homilía en la Misa en Nagasaki, Japón, 24-11-19: «Cristo está vivo y actúa en medio nuestro, conduciéndonos hacia la plenitud de vida»

Papa Francisco reza el Ángelus en el Monumento de los mártires en Nagasaki, 24-11-19: «la sangre de los mártires es semilla de la vida nueva que Jesucristo nos quiere regalar»

Papa Francisco reza en el epicentro de la bomba atómica en Nagasaki, 24-11-19: «Un mundo sin armas nucleares es posible y necesario»

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *