Santa Sede presenta primeras estampas de San Juan Pablo II y San Juan XXIII con oraciones escritas por el Cardenal Angelo Comastri

16 de abril de 2014.- (Gaudium PressCamino Católico)  Dos nuevas estampas de Santos fueron puestas a disposición del público en la Sala de Prensa de la Santa Sede el día 15 de abril llamando inmediatamente la atención: 

se trata de las primeras impresiones dedicadas a San Juan Pablo II y San Juan XXIII que mencionan de esta forma a los Pontífices y que ostentan una forma de aureola, reservada por la Iglesia al culto a los Santos Canonizados. La imagen del Pontífice polaco es diferente en la estampa a la empleada oficialmente en la beatificación y muestra una sonrisa mucho más festiva y sus manos extendidas hacia el observador, en un gesto de acogida.

Según informó la agencia Zenit, los nuevos diseños ya se encuentran en impresión debido a la cercanía de la fecha de canonización de los dos Papas y contienen al reverso una oración para cada uno. Ambas estampitas llevan a modo de firma el texto «Card. Angelo Comastri, Vicario General de Su Santidad para la Ciudad del Vaticano».


Oración a San Juan XXIII

La oración a San Juan XXIII dice parcialmente según la Agencia Zenit:

«Tu persona simple y tranquila perfumaba de Dios y encendía en el corazón el deseo de la bondad(…) Reza por nosotros para que no nos limitemos a llorar la oscuridad sino que encendamos la luz, llevando a todas partes Cristo y rezando siempre a María. Amén»

Cardenal Angelo Comastri


Oración a San Juan Pablo II

Por su parte el portal Infovaticana divulgó el texto completo de la oración a San Juan Pablo II, que reproducimos a continuación:

Oh San Juan Pablo II. Desde la ventana del cielo danos tu bendición. Bendice la Iglesia que tú has amado, servido y guiado, empujándola con valentía por los caminos del mundo para llevar a Jesús a todos, y a todos a Jesús. Bendice a los jóvenes que han sido tu gran pasión. Enséñales a soñar, enséñales a mirar a lo alto para encontrar la luz, que ilumina los caminos de la vida.

Bendice las familias, bendice cada familia! Tú que has advertido del asalto de Satanás contra esta preciosa e indispensable chispa del cielo que Dios ha encendido en la tierra. San Juan Pablo, con tu oración protege la familia y cada vida que florece en la familia.

Ruega por el mundo entero, todavía marcado por tensiones, guerras e injusticias. Tú que has combatido la guerra, invocando el diálogo y sembrando el amor: ruega por nosotros, para que seamos incansables sembradores de paz.

Oh San Juan Pablo, desde la ventana del cielo, donde te vemos próximo a María, haz descender sobre todos nosotros la bendición de Dios. Amén.

Cardenal Angelo Comastri

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *