Sebastián ante el Papa en Asís: «Probé la droga y el alcohol, viví en la calle, suplique a Dios una vida nueva y hoy me quiero a mí mismo y a los demás con el amor de Dios»

* «Al final, he admitido que sólo no lo puedo hacer. Me he detenido ante Dios así como soy… La  gracia de Dios es mi experiencia cotidiana. Es una cosa tan bella de cada día, que no puedo describir con mis palabras, cuando tengo en mi cabeza los recuerdos de mí mismo cuando dormía en los bancos de los parques, estaba sucio y Dios me permite reconocer con palabras. Antes me odiaba y ahora me acepto y gracias a Dios quiero cambiar mi vida»

Camino Católico.- Sebastián, polaco de 37 años ha testimoniado ante el Papa Francisco su largo camino de dificultades hasta encontrarse con Dios. Lo ha hecho el viernes 12 de noviembre en el encuentro de oración y testimonio en Asís de la Jornada Mundial de los Pobres, celebrado en la Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles, donde se encuentra La Porciúncula, una pequeña capilla en donde, San Francisco de Asís recibió su vocación en el año 1208. En el vídeo de Vatican News se visualiza y escucha el testimonio completo de Sebastián, que a los 16 años  probó las drogas y el alcohol, tuvo problemas con la ley y desde 2007 ha vivido en la calle, hasta que suplicó a Dios que le diera una vida. Este es el texto completo del testimonio:

Santo Padre me llamo Sebastián, tengo 37 años. Mi vida hasta cumplir 16 años era normal. He crecido en una familia católica. A  la edad de 16 años he probado la droga y el alcohol y mis amigos se convirtieron en mi familia.

Empezaron los problemas con la ley y perdí el respeto por mí mismo y por los demás. Deje de distinguir lo que era bueno de lo malo. Lamentablemente todo se complicaba y era peor.

Desde el 2007 soy una persona sin hogar. Dios ha enviado a mí a las personas de la asociación Un Pobre de San Padre Pio. Al principio, he mantenido una distancia en la cabeza, tenía unas convicciones y recaía en las malas costumbres. Pero al final, quería cambiar de vida muchas veces, pasaba junto a las personas felices por la calle, junto a las familias en las iglesias.

Al final, he admitido que sólo no lo puedo hacer. Me he detenido ante Dios así como soy. Suplicaba a Dios para que me dé una vida nueva. Y esta vez Dios no me ha dado la espalda y me ha hecho ver una vida estable pero no necesariamente feliz.

La  gracia de Dios es mi experiencia cotidiana. Es una cosa tan bella de cada día, que no puedo describir con mis palabras, cuando tengo en mi cabeza los recuerdos de mí mismo cuando dormía en los bancos de los parques, estaba sucio y Dios me permite reconocer con palabras.

Antes me odiaba y ahora me acepto y gracias a Dios quiero cambiar mi vida. Hoy me siento una persona libre que quiere a sí mismo y a los demás a través del amor de Dios. Soy consciente que me espera mucho trabajo sobre mí mismo. Amén.

Sebastián

 

Gabriel ante el Papa en Asís: «Con 60 años me he bautizado, yo que era ateo, y Jesús me ha transformado hasta el punto de desear la santidad»

Sebastián del Valle ante el Papa en Asís: «Delinquí, me encarcelaron, viví en la calle, me confesé durante más de tres horas y sé que Jesús está vivo y me ha salvado»

El Papa Francisco se encuentra en Asís con 500 pobres, algunos testimonian y rezan juntos con motivo de la Jornada Mundial de los Pobres, 12-11-2021

Papa Francisco ante 500 pobres en Asís, 12-11-2021: «San Francisco enseña: Contentarse con lo que tenemos, que nos lo da la Providencia, y compartirlo con los demás»


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen