Archivo

Etiqueta: atea

Martina Hou nació la séptima en la China del ‘hijo único’, sobrevivió, su madre la encomendó a Dios, sanó de la vista y es monja: «Enseño que Dios es amor»

* «No importa lo que pasó en tu vida o las dificultades. Dios siempre está ahí contigo… Mi madre solía decir: ‘esta niña es una hijaLeer Más

Alicia Torres decidió ser monja para atender a los pobres «cuando hacía Adoración Eucarística y se creó una relación con Cristo: escuché la invitación a ser totalmente del Señor»

* «¡Los planes del Señor para mi vida son perfectos!  Hay una increíble y poderosa relación entre el Señor y su presencia en la Eucaristía, yLeer Más

Anna Marie McGuan era atea, ingresó en la academia militar: «Entré en una iglesia y dije: ‘No sé si estás ahí, pero si estás, Dios, me gustaría saber qué hacer con mi vida’. Y soy monja»

Camino Católico.-  Anna Marie McGuan entró en 2003 en el Instituto de las Religiosas Hermanas de la Misericordia de Michigan, una refundación modernizada de las Hermanas deLeer Más

Anna fue a Lourdes a estudiar y al oír un canto a la Virgen «viví una conversión extraordinaria: María me presentó a su Hijo Jesús, que no me ha abandonado, y pedí el bautismo»

* «Hoy, Jesús es un hermano, un amigo, alguien firme en quien puedo descansar, un Padre. Es alguien que está las veinticuatro horas del díaLeer Más

Ana, 26 años, sufrió bullying, anorexia, depresión e intentos de suicidio, fue a Medjugorje y la Virgen la cambió: «Soy monja contemplativa. Necesito estar con Cristo»

  * «Todas las noches recuerdo llorar y le preguntaba a Dios ‘¿por qué me has hecho tan fea, tan horrible?’. Yo no quería vivir,Leer Más

Ana Palacios: «En el hospital tras perder a mi hijo, Dios irrumpió en mi vida de una forma contundente. Me habló, le hablé, me consoló y se quedó. Dios no se muda»

Camino Católico.-  Enfermera de profesión, madre y abuela, la madrileña Ana Palacios abre su corazón en este testimonio de vida, en la que la pérdidaLeer Más

Eliane era atea y contaba chistes gruesos sobre Jesús: «Solo un compañero no se reía. Me interpeló, conocí a Dios, confesé y el amor de Dios entró en mi corazón»

* «Tras decir mis pecados no me sentí aliviada, fue como se los hubiera contado a un amigo o a un psicólogo. Pero en cuantoLeer Más

Ivonne Mieles: «Hice la comunión muy obligada, dejé de creer, mis padres se divorciaron y acudí a Dios porque lo necesitaba, me consagré a la Virgen y soy misionera»

* «Fui a un apostolado para niños pobres cuando mis padres se divorciaron para huir de mi casa y no tenía esperanzas ni expectativas deLeer Más

La Hermana María de Betania no era católica y la misa le parecía un «espectáculo» hasta que alguien la arrodilló, se convirtió, se bautizó y sintió la llamada a ser monja 

* «En el santuario parisino de la Medalla Milagrosa, un completo desconocido que estaba arrodillado junto a mí, me sonrió, tomó mi brazo con suLeer Más

María de Cea, 19 años: «La fe y mi relación con Dios son la esencia de mi vida. Cada día le doy a Dios mi vida para que me enseñe a quererme para poder querer a los demás»

* «Cuando Dios se convierte en tu centro de gravedad, tu vida se convierte en todo menos normal. Porque toda gira en torno al amorLeer Más