Archivo

Etiqueta: llamada de Dios

Shelly Pennefather era estrella del baloncesto, su vida cambió al leer un versículo del evangelio, sintió la llamada de Dios y ha cumplido 25 años como monja de clausura

* «Providencialmente nuestro Señor simplemente me llevó y me puso allí en ese lugar donde podría desarrollarme. Sentí que Dios me estaba pidiendo que atendiera suLeer Más

Massimo Granieri era punk y en un disco de Patti Smith vio una cita bíblica: entró en un convento a preguntar y hoy es sacerdote

* «Mi vida cambió en Nápoles, en la iglesia de Santa Clara durante una misa en la que participé por casualidad. Fue como cuando seLeer Más

Yu Yang Cheng, llamado de niño a ser sacerdote, ha estudiado en Murcia y será ordenado en China: «Perder la vida por los demás es la misión que Dios me ha dado»

*  «Ser pastor es dar la vida por otros. Lógicamente yo no tengo ese espíritu innato, pero si Dios me ha elegido como su servidorLeer Más

José Antonio Costabal Cea dejó atrás sus estudios de Ingeniero Comercial, se abandonó en Cristo y será sacerdote porque «el deseo de Dios se me hizo irresistible»

* «Hay que arriesgarse, aunque muchas veces tenga consecuencias difíciles, pero el que no se arriesga, no ama, creo yo… Jesús en el Evangelio deLeer Más

Joseph Calvert era ateo militante, haciendo meditación budista leyó algo de Santa Teresa, y eso hundió sus prejuicios: hoy es diácono permanente y un enamorado de la Virgen

* «Dejé ir mis últimas objeciones, nada trae más paz de mente y alegría que hacer la voluntad de Dios. Me sentí cientos de kilosLeer Más

José Manuel Vellón, ordenado sacerdote a los 39 años, sintió la llamada de Dios, pero la maduró al calor de la eucaristía: Ha renunciado a casarse y a su trabajo de ingeniero

* «Aquella llamada que sentí con catorce años se volvió mucho más intensa hace dos años. Sentía que Dios quería algo más de mí, peroLeer Más

Patrick Kaesberg, futbolista alemán, se resistía al llamado de Cristo pero lo ha dejado todo y es sacerdote: «Sentí que la carrera, el sexo, el dinero y el poder no me harían feliz»

* «Deseo llevar a la gente al encuentro de Cristo, celebrar misas y escuchar confesiones.  Si no creyéramos que la salvación es operada a través deLeer Más

Héctor Andrés Luna vivía en caída libre, de fiestas nocturnas y ahora es sacerdote: «me convertí en una discoteca. Dios me hizo entender que mi alma se perdería»

* «Volví a ir a la Iglesia, leyendo el Nuevo Testamento me impresionó San Pablo y también la vida de San Francisco, yo quería vivir eso,Leer Más

Víctor Pogrebnii quería ser cura desde niño, lo llamaron al ejército soviético donde no perdió la fe, se casó, tiene hijos y nietos: al enviudar respondió a Dios y es sacerdote

* «Todo podía pensar, menos de ser sacerdote. Pero es verdad, Dios escucha la oración de los pobres. ¡Mi oración! No puedo explicar la emoción deLeer Más

Thierry Félix, ateo que entró en la fe por la música, tuvo una experiencia mística y deja una brillante carrera de barítono para convertirse en sacerdote en Bretaña

* «Cuando eres cantante, estás muy solo. Te adulan después de los conciertos, pero, una vez fuera del escenario, te encuentras solo en tu habitaciónLeer Más