Archivo

Etiqueta: perdón Jesucristo

Gustavo Godínez será cura: «Me hablaba sobre Dios, era una novia maravillosa. Fue entonces que Jesús me invitó a seguirlo sólo a Él ‘¿Por qué, Señor? No quiero ser sacerdote’»

* «Fue una noche muy larga y llena de lágrimas. Señor, Tú fuiste el culpable de que me enamorara. Amo a mi novia, ¿y ahoraLeer Más

Yon Cuadrado, informático y cocinero, es sacerdote: «Le pedía a Dios, si existía, que no me regalara otro día y sentí esa mano que coge y saca a alguien de un pozo muy profundo»

*  «A mi madre le diagnostican un cáncer de pulmón, y aunque en un principio le dieron buen pronóstico, según pasó el tiempo, las noticias fueronLeer Más

Mikel Ormazabal de pequeño quería ser misionero y es sacerdote: «Mi padre repetía: ‘Haz que nuestro alimento sea hacer Señor tu voluntad’. Siempre he intentado buscarla»

*  «La fe me la habían transmitido muy bien en casa y la realidad es que siempre he creído y he practicado mi fe. NuncaLeer Más

Ed Meding, de familia luterana, alcohólico, infiel y descreído, fue transformado por la oración de su esposa, una sanación y una rendición a Dios: hoy es diácono permanente

*  «Sentí la necesidad de arrodillarme, rezar y dar gracias a Dios. El Espíritu Santo me inspiró una oración de agradecimiento, que me conmovió con lágrimasLeer Más

Álvaro Pinto vivía sin sentido, era Navidad y se confesó: «allí cambió todo. Adorando vi que el Señor me quería sacerdote. Mi destino son 56 pueblecitos de la montaña palentina»

* «No sin bastantes dificultades, comencé a buscar tiempo con el Señor, a adentrarme en las profundidades del Evangelio, del Depósito de la fe… yLeer Más

Gloria Riva, fundadora de las Religiosas de la Adoración Eucarística, se hizo monja después que volvió de la muerte tras un accidente de tráfico con su novio: «Tuve la certeza de que Dios estaba allí»

«Dos sentimientos contrarios me embargaron. Por una parte, un gran dolor: la eternidad se me ofrecía en toda su belleza y no la podía alcanzar;Leer Más

Ludovic en su peor momento de tiniebla, sexo y drogas, vio en sueños la luz de su bautismo: se aferró a ella y dijo: «¡Jesús, vas a ser Tú quien me salve!»

* «Al instante me pregunté: “Pero ¿cómo se concretará eso?” Poco tiempo después conocí a buenas personas que me orientaron hacia un sacerdote… No sabía siLeer Más

Pilar Soto era una presentadora de éxito pero casi muere por la bulimia: en el hospital vio a Cristo crucificado

* «Sigo siendo la misma, me sigue encantando mi profesión, ser actriz, pero ahora vivo conforme a mis principios y mi fe. Siempre he buscado algoLeer Más