Un bebé húngaro vive tres meses en el vientre de su madre muerta por hemorragia cerebral

Los médicos consideran que es un milagro que el pequeño siga con vida, ya que solo se han producido tres casos como este en el mundo

«El pequeño se encuentra en buen estado de salud y se desarrolla con normalidad», explica el responsable de la Unidad de Cuidados Intensivos

15 de noviembre de 2013.- (ABC  / Camino católico)Un milagro médico ha permitido nacer a un bebé húngaro del vientre de su difunta madre. A pesar de que su madre murió por hemorragia cerebral 15 semanas antes del parto, los facultativos observaron que el pequeño se estaba moviendo y se desarrollaba con normalidad en el interior de su vientre.

La identidad de la madre, una mujer húngara de 31 años, se está manteniendo en secreto por deseo de la familia según publican los medios anglosajones. La trasladaron al hospital la pasada primavera víctima de una hemorragia cerebral, pero los ultrasonidos revelaron que el feto se movía en el interior de su cuerpo. «En los primeros dos días luchamos por recuperar su vida pero comprobamos que su circulación y sus funciones vitales se habían detenido», explica el doctor Bela Fuseldi, al cargo de la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital. «Pero al día siguiente comprobamos que algo se estaba moviendo en su vientre», continua.

Los médicos consideran que es un milagro que el pequeño siga con vida, ya que solo se han producido tres casos como este en el mundo. El bebé nació a través de cesárea en el mes de julio y pesó 1,400 kilos.

«El pequeño se encuentra en buen estado de salud y se desarrolla con normalidad», explica el responsable de la Unidad de Cuidados Intensivos.

Comentarios 0