Vive la experiencia gozosa de sentirte hijo predilecto de Dios, déjate abrazar por su misericordia / Por P. Carlos García Malo

Comentarios 0