¿Cómo corregir al Obispo de tu diócesis? / Responde el P. Pedro Núñez

Camino Católico.-  El padre Pedro Núñez responde a preguntas de televidentes en el programa “Conozca primero su fe católica” de EWTN . Hoy responde a la siguiente  cuestión sobre la palabra de Dios y su interpretación:

Padre Pedro,

Estoy en una localidad donde un sacerdote propone talleres de Eneagrama. Y nuestro Obispo practica yoga. Y algunos Ministros de Eucaristía poseen amuletos visibles en dijes o anillos (mano de Fátima, Ank, calavera, Ying Yang, árbol de la vida, etc).

Cuando me he acercado a proponerles que lean el documento “Jesucristo portador del Agua de la Vida”, y para decirles que están proponiendo doctrinas que no son de nuestra fe católica, casi soy excomulgado.

¿Después de esto, cómo podría proceder?”. 

“Si no te escucha, llama a un hermano”

El Padre Pedro indicó que lo primero que hay que hacer es orar por ellos, para que puedan dejar la ceguera y poder ver lo que Dios quiere de ellos.

Sin embargo, quizás el consejo más importante que él dio fue leer el Evangelio según San Mateo donde dice:

Si tu hermano llega a pecar, vete y repréndele, a solas tú con él. Si te escucha, habrás ganado a tu hermano. 

Si no te escucha, toma todavía contigo uno o dos, para que todo asunto quede zanjado por la palabra de dos o tres testigos.

Si les desoye a ellos, díselo a la comunidad. Y si hasta a la comunidad desoye, sea para ti como el gentil y el publicano“.  

Nuncio Apostólico

Es decir, si ya hemos conversado con el sacerdote u Obispo en cuestión, y ellos aún persisten en su comportamiento, debemos ir a la comunidad.

En este caso, podríamos ir al Arzobispado, el Arzobispo no tiene autoridad como para destituir al Obispo, pero puede darle consejo y hacerle notar que hay feligreses que no están de acuerdo con sus medidas.

En el caso de que los comportamientos están cometiendo graves herejías en las diócesis, sería bueno ir al Nuncio Apostólico, que es el representante del Papa en el país donde estás.

Uno no debe callarse, pero debe hablar con caridad y orar mucho por las personas que están cometiendo un error en la comunidad.

Fuente:EWTN
Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *